Facebook quiere tus fotos desnudo para combatir el porno de venganza

Facebook quiere que le envíes fotos tuyas, sin ropa. Y no para difundirlas entre tus contactos, sino para la combatir la publicación del llamado porno de venganza, esto es, la publicación de imágenes tomadas en la intimidad como venganza sentimental. ¿Te da confianza la firma de Mark Zuckerberg, lo suficiente como para colaborar con esta medida?

Las víctimas potenciales de estos casos deben enviar, a través del Messenger oficial de la red social, las imágenes que temen sean publicadas, para que puedan ser vistas sin editar por un empleado de la empresa.

El empleado determina si la imagen infringe las políticas del sitio y de ser el caso la deja marcadas en el sistema de Facebook e Instagram (la red social para compartir imágenes, perteneciente también a Facebook) para evitar que se publique. De acuerdo con un artículo de la Australian Broadcasting Corporation, el servicio todavía se está probando con la ayuda de funcionarios del gobierno australiano. Para usarlo, las posibles víctimas primero completarán este formulario en línea y luego se enviarán las imágenes a través de Facebook Messenger.

El portal Ars Technica informa que el porno de venganza se ha convertido en un serio problema en Estados Unidos, donde a principios de este año, un grupo privado con casi 30.000 miembros formado en Facebook por agentes de la Infantería de Marina fue descubierto publicando fotos de desnudos de mujeres del servicio, sin permiso.

Facebook ha señalado que el filtrado de las imágenes de desnudos requiere de tanto tecnología como de criterio humano, por lo que se necesita de un empleado entrenado para ello. No obstante, con dos mil millones de usuarios activos al mes, se puede prever que el caudal de imágenes que inundaría los cuarteles de Facebook podría ser inmanejable, con lo que la suspicacia acerca de que la compañía sea capaz de resguardar la privacidad de las imágenes aumenta.

Más aún, cuando reparamos en que firmas tecnológicas como Yahoo, CCleaner o incluso la misma Instagram son presas usuales de hackers, que o bien secuestran informaciones sobre usuarios, o adquieren acceso a sus equipos y cuentas o bien divulgan informaciones de los mismos.

A estos cuestionamientos se suma el que una foto medianamente modificada incluso tan solo en su tamaño puede pasar desapercibida para el algoritmo de detección de Facebook que almacenará las imágenes. Alex Stamos, portavoz de seguridad en Facebook, respondió a ello a través de su cuenta en Twitter, precisando que existen algoritmos que se pueden usar para crear una huella dactilar de una foto / video que sea resistente a transformaciones simples como el cambio de tamaño y que estos serán empleados por la red social.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.