Científicos blanquean whisky con filtro de óxido de grafeno

Universidad de Manchester

Químicos de la Universidad de Manchester (Reino Unido) han desarrollado una membrana a base de óxido de grafeno, que se puede utilizar para filtrar disolventes orgánicos. Si antes esas membranas solo desalinizaban el agua, ahora pueden usarse para limpiar grandes cantidades de diferentes disolventes orgánicos de moléculas grandes, según un artículo publicado en Nature Materials. En particular, pueden usarse para eliminar los tintes de las bebidas alcohólicas, como el coñac o el whisky.

Para forzar que dichas membranas dejen pasar no solo agua sino también componentes orgánicos, los químicos propusieron que fueran ultradelgadas. El grosor de las membranas obtenidas fue de 8 a 50 nanómetros, mientras que el ancho de los canales dentro de las membranas fue de aproximadamente un nanómetro. Dichas membranas fueron obtenidas por los químicos a partir de placas de óxido de grafeno de 10 a 20 micras (usualmente se obtienen membranas más gruesas a partir de placas considerablemente más pequeñas que miden menos de una micra) y las aplicaron a un sustrato de aluminio poroso. 

Microfotografías electrónicas de un sustrato poroso de aluminio (en un corte) y un sustrato recubierto con una membrana de óxido de grafeno. / Nature Materials, 2017

Los autores de la investigación, que provenían de Reino Unido, China, EE. UU. y España, demostraron el trabajo de la membrana sobre las partículas del colorante en metanol. Como resultado, los químicos lograron filtrar más del 99.9% de todos los tintes. Tras filtrar con éxito el metanol, los científicos decidieron comprobar que este filtro funcione con whisky o coñac. Resultó que la membrana óxido-grafeno permite filtrar completamente las bebidas alcohólicas y librarlas del color ámbar, dejando solo una mezcla transparente de solventes.

Además, se ha demostrado el rendimiento de la membrana para otros disolventes orgánicos, incluidos varios alcoholes, acetona, acetonitrilo y hexano. El volumen de material que se puede pasar a través de esta membrana en una hora, a presión de 1 atmósfera, depende de la viscosidad del disolvente. Según los autores del artículo, la membrana desarrollada por ellos puede ser de gran ayuda en el futuro en la purificación de disolventes orgánicos en las industrias química y farmacéutica.

El óxido de grafeno puede usarse no solo para filtrar agua o solventes orgánicos, sino también, por ejemplo, para crear baterías. Los científicos obtuvieron una de esas baterías mezclando grafeno con silicona y usando como matriz soluble un cubo de azúcar.

Alexánder Dubov

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.