EEUU: drones abastecerán de combustible a aviones de guerra... en pleno vuelo

Prototipo del Stingray (YouTube).

La Marina estadounidense es reconocida como una de las más poderosas del globo, con una flota total superior a las 400 naves en servicio. Y sus grandes portaaviones son parte crucial del poderío de esta arma, pues con las aeronaves que transportan son capaces de transportar aeronaves de combate a donde se necesiten. No obstante, contra los portaaviones, países como China y Rusia han venido desarrollando cada vez más y mejores misiles balísticos, que intercepten a las embarcaciones aún lejos, lo suficiente como para que las aeronaves que transporta no puedan desplegarse (si no están lo suficientemente cerca los cazas y bombarderos no podrán despegar hacia su objetivo por el riesgo a agotar su combustible antes de llegar a destino.

El arma del Comando de la Marina de los EE.UU. contra ello se llama MQ-25A y es, en el sentido estricto, un gran dron proveedor de combustible… en el aire.

La Marina anunció esta semana su intención de adquirir 72 vehículos aéreos no tripulados de cubierta, de acuerdo con el portal Aviation Week, que formarán parte del proyecto MQ-25 Stingray, que debería comenzar en el primer trimestre de 2018, en cuyo marco los aviones deberán realizar vuelos desde y hacia los portaaviones de los tipos Nimitz y Gerald Ford.

Con el proyecto, la Marina contará con nuevas y mejores naves reabastecedoras de combustible, en reemplazo de F / A-18E / F Super Hornet, pues podrán transportar más combustible que los aviones de combate en tanques de combustible suspendidos.

Actualmente, la Marina de los EE.UU. está recibiendo solicitudes de compañías que deseen participar en la competencia para el desarrollo del nuevo avión. Las compañías estadounidenses Boeing, Lockheed Martin y General Atomics ya han anunciado su intención de participar en la licitación. Las solicitudes se aceptarán hasta el 3 de enero de 2018. Los resultados de la licitación se planean ventilar a mediados del próximo año.

En total, los militares no gastarán más de 2.200 millones de dólares en el programa de desarrollo MQ-25A. Se supone que, en la mayoría de los casos, Stingray no se usará para reconocimiento y ataques contra objetivos enemigos. En este caso, los militares dijeron que el diseño del MQ-25A aún prevería la posibilidad de suspensión de armas y sistemas de reconocimiento.

Anteriormente se supo que la compañía estadounidense Northrop Grumman, previamente contratista de la Marina de los EE.UU., se había retirado del proyecto, aunque no reveló el motivo de su negativa.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.