En Madrid hubo una sabana semidesértica hace 14 millones de años

Imagen de una sabana árida durante el Mioceno en Madrid.

La zona central de la península ibérica estuvo caracterizada, hace 14 millones de años, por ser una sabana árida durante la mitad del Mioceno, de acuerdo a un estudio de la Universidad Complutense de Madrid (España), que comparó mamíferos de distintas localidades en África y el Sudeste Asiático con los que habitaron en el territorio que hoy es la capital española. El trabajo fue publicado en la revista PLOS One.

Los resultados de este estudio son producto de más de 15 años de trabajo de campo y análisis previos sobre restos de vertebrados fósiles hallados en el sitio Estudio de larga datapaleontológico madrileño Somosaguas, que permitió deducir el tipo de ambiente que existió durante mediados del Mioceno en la referida zona.

El sitio fósil es localizado en el Campus de Somosaguas de la citada universidad (una particularidad es que solo dos sitios paleontológicos han sido descubiertos en campus universitarios hasta el momento).


Ubicación de Madrid en la Península Ibérica; ubicación de Somosaguas en Madrid.
PLOS One

El tamaño del cuerpo de cada especie es ampliamente influenciado por las condiciones ambientales y el hábitat donde cada una de ellas vive. Por ejemplo, los elefantes que habitan lugares húmedos como las junglas asiáticas, son más pequeños que los animales que viven en lugares secos (como los de las sabanas africanas). De ahí que los tamaños en una comunidad de mamíferos pueden ofrecernos información valiosa sobre el contexto climático.

En la investigación, los paleontólogos pudieron concluir que el centro de la Península Ibérica testificó un clima tropical bastante árido con intensas precipitaciones estacionales. Luego de un breve período húmedo, la sequía anual podía durar hasta 10 meses. Estos resultados confirmaron las previas estimaciones sobre el clima de Somosaguas durante el Mioceno, aunque ubicando este hábitat en sus mayores niveles de aridez estimados (entre lo que fue una sabana y un desierto).

Relacionando dimensiones de mamíferos con climas

El estudio recopiló información climática de más de 60 lugares actuales de África y Asia, incluyendo información del cuerpo de especies de mamíferos que habitan estas localidades. Se reunió una lista de fauna mamífera, tamaños de los cuerpos, parámetros climáticos, temperaturas y niveles de precipitación. Con esa información, se desarrolló modelos estadísticos apropiados para el cálculo de distintos cambios climáticos en el pasado. Se incluyó información de 26 mamíferos hallados en Somosaguas, que permitió deducir el ambiente comparándose con modelos existentes.

Somosaguas es un lugar de fósiles particularmente interesante en los estudios paleoecológicos y paleoclimáticos porque estuvo localizado en un momento clave en el Mioceno. En este tiempo, hubo un marcado cambio de tiempos cálidos y condiciones húmedas a ambientes fríos y áridos. Estos cambios fueron seguidos más más tarde de las glaciaciones del Pleistoceno. El sitio de Somosaguas, debido a su ubicación dentro del campus universitario, permite visitas al público en general, dando la oportunidad a todos de aprender detalles sobre lo hallado en distintas campañas de excavación.

Recientemente, cerca de Madrid y también en el Mioceno (a finales de este), se descubrió un antepasado de jirafa desconocido, Decennatherium rex sp. nov, y se ha denominado rex, que significa rey, no porque sea particularmente grande o impresionante, sino porque la mayoría de sus huesos han sobrevivido milenios.

 

 

Daniel Meza
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.