El cometa rico en metano 45P podría ser clave para entender los orígenes de la vida

Cometa 45P / Honda-Mrkos-Pajdušáková. /Gerald Rhemann. NASA

El cometa 45P/Honda-Mrkos-Pajdusáková fue descubierto en 1948 y, desde entonces, ha sido observado cada vez que regresaba a la órbita de la Tierra aproximadamente cada cinco años. Las huellas químicas que deja a su paso han permitido estudiar su contenido atmosférico y han revelado que su composición de gases, con alta presencia de metano, avala la teoría de que la vida en la Tierra pudo haber venido desde el espacio.

Según la NASA, las observaciones reunidas con la ayuda de iSHELL, un espectrógrafo de alta resolución recientemente instalado en el Infrared Telescope Facility (IRTF) en Hawái, mostraron que 45P contenía una exigua cantdidad de monóxido de carbono, un gas que se evapora del núcleo en la delgada atmósfera del cometa y posteriormente se pierde en el espacio cuando el cuerpo celeste se calienta por el Sol. Es decir, que para un cometa viajero como este la pérdida de monóxido de carbono es habitual.

Sin embargo, los cometas por norma también pierden metano contenido en el hielo, así que bajos índices de monóxido de carbono también deberían corresponderse con bajo contenido de metano. Y este no es el caso con 45P. Por el contrario, los investigadores descubrieron que era bastante rico en metano, algo nunca antes observado. ¿Qué significa este descubrimiento?

Pues bien, una hipótesis propuesta por los investigadores afirma que el monóxido de carbono reaccionó con hidrógeno en el núcleo helado del cometa, lo que resultó en la formación del abundante metano que se encuentra en su atmósfera. El metano, una de las sustancias orgánicas más básicas, es un vector para la aparición de moléculas orgánicas simples como azúcares y aminoácidos. Algunos investigadores creen que fueron los cometas los que encendieron la chispa bioquímica que comenzó la vida en la Tierra. El nuevo objetivo de este equipo de investigación es determinar cuán comunes son en realidad estos cometas. Ya han recopilado datos de dos cometas similares de períodos cortos, 2P / Encke y 41P / Tuttle-Giacobini-Kresak, y planean observar otros dos, 21P / Giacobini-Zinner y 46P / Wirtanen.

El mes pasado, datos recogidos por ALMA en Chile y el instrumento ROSINA en la misión Rosetta de la ESA revelaron rastros débiles del compuesto químico Freon-40 (CH3Cl) o cloruro de metilo y clorometano, alrededor del joven sistema estelar IRAS 16293-2422 [1], a 400 años luz, y del famoso cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko (67P / CG), que recorre nuestro Sistema Solar. Se trata de la primera detección en el espacio interestelar de organohalógenos o halocarburos. Se trata de compuestos como el cloro y el flúor unidos por el carbono y en nuestro planeta son producidos en procesos biológicos de organismos desde humanos a hongos así como por procesos industriales. El hallazgo indicaría que compuestos similares, relacionados con la aparición de vida, son parte del escenario de partida para la química orgánica en los planetas, de la llamada sopa primordial sobre la que estos se forman.

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de
 Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.