Envían bacterias y antibióticos al espacio para estudiar como funcionan sin gravedad

Lanzamiento del satélite EcAMSat desde la Estación Espacial Internacional. /NASA

La tripulación de la Estación Espacial Internacional (EEI) lanzó el microsatélite EcAMSat (E. coli Anti-Microbial Satellite), donde se llevará a cabo un experimento para investigar el efecto de los antibióticos en el Escherichia coli en condiciones de ingravidez, informa la NASA. Se puede seguir el estado actual del programa en el sitio web dedicado a esta misión.

La necesidad de garantizar la salud de las personas a bordo de las naves espaciales y las estaciones orbitales obliga a los científicos a investigar cómo cambia la eficacia de las drogas conocidas en condiciones de ingravidez. En concreto, en condiciones de gravedad reducida se pueden producir cambios fisiológicos y genéticos en algunas de las bacterias dañinas, que cambian su sensibilidad a los antibióticos conocidos. 

Los científicos usan el Escherichia coli para estudiar la adaptación de las bacterias a los cambios de las condiciones ambientales. El efecto de la reducción de la gravedad en su resistencia a los antibióticos ya se ha probado en condiciones de microgravedad artificial en la Tierra. El experimento demostró que esto conduce a la adaptación genética de las bacterias, aumentando su capacidad de crecimiento y formación de colonias. Sin embargo, la sensibilidad de la E. coli adaptada a todos los antibióticos conocidos se ha mantenido en el mismo nivel.

Ahora la NASA llevará a cabo tal experimento en condiciones de microgravedad natural en la órbita de la Tierra. Para ello, se construyó un satélite especial CubeSat-EcAMSat, que junto con otros 13 satélites pequeños fue enviado el 12 de noviembre a la Estación Espacial Internacional con el buque de carga Cygnus. El 20 de noviembre, EcAMSat fue lanzado con éxito desde la EEI a la órbita de la Tierra. El experimento comenzará después del lanzamiento de todos los componentes principales del satélite. Los científicos observarán cómo la E. coli se adapta genéticamente a las condiciones del espacio y lo que sucede con su sensibilidad a los antibióticos.

El experimento comenzará cuando se coloquen las bacterias en un medio nutriente calentado a la temperatura del cuerpo humano. Después se colocarán muestras de antibióticos de diferentes concentraciones en recipientes que contienen dos cultivos bacterianos (uno con el gen que reduce la sensibilidad a los antibióticos, y otro sin él). El experimento en la órbita de la Tierra durará 150 horas, pero durante este tiempo no se recogerá más de un megabyte de datos, que se enviarán a la Tierra como una señal de radio. Después de completar la misión en un año y medio, el satélite abandonará la órbita y se quemará en la atmósfera de la Tierra.

Si resulta que la resistencia de las bacterias aumenta en condiciones de microgravedad, los científicos planean cambiar la composición de los antibióticos, en base a los datos obtenidos sobre las mutaciones genéticas, que son responsables de aumentar la resistencia.

Alexánder Dubov

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.