Este camello fue pintado en los Urales hace más de 14.500 años

Camello pintado en los Urales.
Lomonosov Moscow State University

Una singular imagen de un camello ha sido descubierta en la cueva de Kapova (ubicada en los Urales del sur, en Rusia). Lo curioso de este hecho reside en que la edad estimada de la pintura es entre 14.500 y 37.700 años, cuando no había camellos en la zona. Este descubrimiento confirmaría las sospechas de los investigadores de que los artistas en el Paleolítico superior podían migrar grandes distancias.

En un comunicado de prensa de la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú, reproducido por el portal Phys.org, se informa que la imagen encontrada tienen la forma de un camello con dos jorobas y además está pintada con ocre rojo y parcialmente delineada con carbón. El responsable de tan importante descubrimiento es Eudald Guillamet, un reconocido especialista en restauración, quien fue invitado por la Oficina Estatal de Protección del Patrimonio Cultural de Bashkiria para observar y examinar el recinto.

La cueva de Kapova se encuentra en el territorio de la República de Bashkortostán, a 400 kilómetros de Ufá, cerca del río Bélaya y dentro de la Reserva Natural Shulgan-Tash. La cueva es uno de los sitios más famosos en pintura rupestre en toda Europa. Además del camello descubierto, se puede observar mamuts, rinocerontes, bisontes, caballos, etc.


Entrada de la cueva de Kapova.
Wikimedia Commons

“Aún no se puede determinar con precisión el tiempo que tienen estos dibujos, pero los resultados de los test de uranio-torio de los depósitos de calcita nos indican que fue en el Paleolítico superior”, concluyó Vladislav Zhitenev, de la Universidad Estatal Lomonosov de Moscú, cabeza de la expedición arqueológica a los Urales del sur y líder de la investigación. Agregó además que en las excavaciones en la cueva de Kapova solo se había registrado la capa superior de los depósitos con rastros de actividad artística que datan de entre 17.000 a 19.000 años atrás.


Rinoceronte peludo, caballo y mamut, también hallados en la cueva de Kapova. 
Wikimedia Commons

Las características de estas pinturas y la manera en la que están dispuestas, así como las huellas humanas en la cueva, muestran que la organización de los santuarios subterráneos en el Paleolítico superior tienen su origen en la región franco-cantábrica, la cual se caracteriza por diseños coherentes con lo hallado en Kapova. Además, las personas que vivían en los Urales del sur durante la era de hielo no solo pintaron caballos, bisontes y mamuts, propios de cuevas europeas, sino también a su propia fauna local. Este hecho demuestra una gran evolución en su propio arte rupestre y los análisis de las herramientas de piedra lo confirman.


Pinturas dentro de la cueva de Kopova
Wikimedia Commons

“Es muy importante que este camello confirme la teoría de la dirección Volga-Caspio, sobre la conexión entre las personas que crearon el santuario en la cueva de Kapova; esta dirección se basó más temprano en el uso de adornos fósiles de la región del Caspio”, explicó Zhitenev. Además agregó que el descubrimiento es bastante interesante debido a que arroja luces sobre cómo (y en qué dirección) pudo haberse extendido la tradición de crear santuarios en cuevas con pinturas rupestres.

El equipo seguirá haciendo investigaciones sobre el arte en el paleolítico en las mismas cuevas. Aprovecharán el clima del lugar para encontrar más detalles sobre las pinturas y seguirán monitoreándolas. Todo se llevará a cabo como un proyecto conjunto con especialistas de la Reserva Natural Shulgan-Tash.

Descubrimientos de estas magnitudes agregan mucha información para seguir entendiendo mejor nuestro pasado. Hace unas semanas se descubrió en un mural de 8.000 años de antiguedad que evidenciaba la domesticación de perros y también se descubrió cómo los primeros humanos evitaban la endogamia através de estos dibujos.

 

Adrian Díaz
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

A pesar de la crisis económica que acecha a América Latina por la pandemia, varios países intentan paliar algunos de sus efectos a través de fondos para la investigación y el desarrollo tecnológico en COVID-19, sin que eso signifique necesariamente una vinculación entre las investigaciones científicas y las decisiones políticas.

Pese a crisis, Latinoamérica financia investigación en COVID-19

Nuestros países han destinado recursos adicionales para proyectos de investigación en ciencias. Sin embargo, estos apoyos enfrentan complejidades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.