Estudio descubre una forma de detener al VIH en el camino

Pronto tendríamos una forma de impedir que el VIH llegue al núcleo celular.
Pixabay

Cuando el VIH-1 (virus de inmunodeficiencia humana que todos conocemos) infecta una célula, el virus viaja al núcleo tan rápidamente que no hay tiempo suficiente para encender las alarmas. Por ello, un equipo de la Universidad Loyola de Chicago (EEUU), descubrió una proteína que ayuda al virus muy rápidamente. Sin esta proteína, hallaron los investigadores, el virus se queda varado en el citoplasma (aquella porción de célula fuera del núcleo), donde es detectado por el sistema de defensa viral y atacado. Los detalles de este estudio fueron publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences.

“Evitando el movimiento normal, volvimos el VIH-1 en una presa fácil para los sensores celulares”, dijo Edward M. Campbell, autor del estudio y profesor del Departamento de Microbiología e Inmunología de la Facultad de Medicina.

El VIH infecta y mata células inmunes, incluyendo linfocitos T y macrófagos que fueron usados en el estudio. Esto paraliza el sistema inmune, dejando al paciente vulnerable a las bacterias comunes, virus y otros patógenos usualmente inofensivos en las personas con sistemas inmunes saludables.

Atravesar el citoplasma

Después de que el VIH ingresa a una célula, tiene que atravesar el citoplasma para llegar al núcleo. Una vez dentro del núcleo, toma control de la célula y hace copias adicionales de sí mismo.

El camino no es tan fácil. El citoplasma consiste en un fluido bastante denso con proteínas y estructuras como la mitocondria. El tamaño del virus no le permite con facilidad desplazarse por el citoplasma. “Sería como tratar de ir al baño en un bar repleto: debes tener un plan”, explicó Campbell a EurekAlert.  

El VIH llega al núcleo rápidamente a través de una suerte de rieles tubulares llamados microtúbulos. Así, el virus se prende a un motor molecular llamado dineína, que se mueve hacia abajo en los microtubos como un vagón de tren sobre rieles.

El equipo descubrió el ticket que el VIH necesita para subir al tren: una proteína llamada BICD2 (bicaudal D2), que recluta a la dineína. Esta, a su vez, transporta el VIH hacia el núcleo.

El hallazgo da posibilidades de desarrollar un fármaco que prevenga al VIH de prenderse al BICD2, para que en consecuencia el virus se quede atrapado en el citoplasma. Esto no solo prevendría la infección, sino también daría tiempo a la célula de desarrollar genes antivirales que protegerían a las células vecinas de la infección.

Día mundial de la lucha contra el sida

El Día Internacional de la Acción contra el Sida se conmemora el 1 de diciembre de cada año, y se dedica a dar a conocer los avances contra la pandemia de VIH causada por la extensión de la infección del referido virus. En 2014 aproximadamente 36,9 millones de personas vivían con VIH y causó 1,2 millones de muertes. Entre su descubrimiento y el 2014 el sida ha causado un estimado de 39 millones muertes en todo el mundo.​ El VIH, además, se considera una pandemia: un brote de enfermedad presente en un área grande y con propagación activa.

El virus se contagia principalmente por sexo desprotegido (incluido sexo anal y oral), transfusiones de sangre contaminada, agujas hipodérmicas y de la madre al niño durante el embarazo, parto o lactancia.

 

Daniel Meza
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.