Estadounidenses enviaron al mar el segundo destructor del futuro

El Michael Monsoor (Bath Iron Works).

El destructor estadounidense DDG-1001 Michael Monsoor del tipo Zumwalt salió al mar para realizar pruebas. Como informa Naval Today, el barco salió del astillero de la compañía Bath Iron Works, ubicado en Maine, EEUU, y se dirigió al Océano Atlántico. Después de pasar todos los controles, el Michael Monsoor será entregado a la Marina de EE.UU. en 2018.

La construcción de Michael Monsoor se realizó desde marzo de 2010. Este es el segundo destructor construido en el marco de la serie reducida de naves del tipo Zumwalt. Actualmente, el tercer destructor DDG-1002 Lyndon Johnson está en construcción.

Inicialmente, el Pentágono planeó ordenar la construcción de 32 destructores del tipo Zumvalt, pero debido a las dificultades para desarrollar los barcos y las armas para estos, el costo del proyecto aumentó sustancialmente. Como resultado, los militares primero redujeron la orden a 24 unidades, luego a siete, y finalmente a tres.

Destructores del tipo Zumwalt están diseñados dentro del concepto de barcos eléctricos. Implica la creación de un barco en el que absolutamente todo el equipo (excepto las armas) funciona con electricidad. El destructor estadounidense está equipado con instalaciones de turbina de gas y generadores que alimentan motores eléctricos con hélices y equipos aerotransportados.

Durante el desarrollo de los destructores eléctricos, Estados Unidos fue un importador de petróleo. La necesidad de producir y entregar combustible para los buques aumentó el costo de la lucha en el extranjero. La compra de combustible a los aliados también aumentó el costo total de las operaciones militares. El concepto de una nave eléctrica supone la eliminación de la dependencia a los combustibles de hidrocarburos.

La transferencia de todas las unidades del destructor a electricidad reducirá significativamente su masa. Como consecuencia, esto permitirá aumentar la velocidad de la nave y su maniobrabilidad. Los nuevos destructores tienen 12 motores eléctricos ubicados en las secciones de popa y proa. Debido a esta disposición, el destructor puede desplegarse en lugares más estrechos que los barcos convencionales de esta clase.

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.

Leer también

A inicios de mes, el 3 de noviembre, la República Popular China lanzó el primer cohete de carga pesada de su historia, el Larga Marcha-5, hito considerado el más grande de todos los avances espaciales del gigante asiático. Dicho lanzador empata la capacidad del imponente Delta-4 Heavy estadounidense, que puede enviar hasta 25 toneladas a la órbita baja de la Tierra. La misión pone al país presidido por Xi Jinping en una posición inmejorable en la carrera espacial y es una muestra más de cómo China es “con pleno derecho, la nueva gran potencia de la exploración espacial”, según el astrofísico Antonio Eff-Darwich. El académico y catedrático de la Universidad de la Laguna brindó una entrevista a N + 1 analizando alcances y potencialidades de aquel país en el referido campo.

China es, “con pleno derecho, la nueva gran potencia espacial” [ENTREVISTA]