La colosal infraestructura ITER para energía limpia e ilimitada está casi terminada

ITER, 2017.

La fusión nuclear sigue siendo la solución idónea (en caso llegue a hacerse realidad) para los problemas energéticos, cuyas fuentes son puestas en cuestión por el daño ecológico que dejan (principalmente, los hidrocarburos). Por el momento, el proyecto no ha sido ejecutado, pero esto no ha evitado que los científicos sigan intentándolo. El proyecto más grande en este aspecto es el inmenso reactor de fusión ITER Tokamak, un proyecto colaborativo internacional basado en Francia que apunta sus primeros experimentos en 2025.  Hoy, sus operadores han anunciado que está al medio de su construcción y que esperan que se complete en el 2021. La información fue provista en un comunicado.

ITER es un megaproyecto que tiene inversión económica y soporte científico de todo el mundo dedicados al problema de la fusión. Siete gigantes internacionales lo financian: la UE principalmente, y con participaciones menores de los EEUU, India, China, Rusia, Japón y Corea del Sur.

La construcción empezó el 2013, pero atrasos la han llevado a un camino pedregoso, llegando a costos altísimos de US$22 mil millones de dólares, según estimó ITER en marzo. Tomando en cuenta que el proyecto intentará replicar la energía de reacciones solo vistas en el sol y bombas de hidrógeno, es de esperarse complicaciones.

Si bien la construcción se espera finalice el 2021, la instalación apunta a empezar experimentos el 2025.

Cómo funciona

ITER usará un método llamado fusión de hidrógeno.

Los núcleos de deuterio y tritio (isótopos de hidrógeno) se fusionan para formar helio, lo que a su vez libera una gran cantidad de energía que rebota alrededor de la cámara del reactor y golpea sus paredes, lo que produce calor. Dado que la instalación solo prueba el concepto, no lo volverá electricidad.

En el futuro, plantas de fusión estándar usarán el calor para producir vapor que gire una turbina para producir electricidad. De esta forma las instalaciones tradicionales producirán energía sin subproductos de residuos radiactivos, emisiones de carbono o peligros de derrame. Las plantas de fusión empezarían a operar el 2040, una vez que el concepto sea probado.

En mayo conocíamos que el Reino Unido se acercaba a conseguir energía limpia e ilimitada gracias a la fusión nuclear. El núcleo del reactor de fusión del Reino Unido, Tokamak ST40, de la firma Tokamak Energy, ha generado un plasma o nube super caliente de gas cargada eléctricamente, que se espera que alcance los 100 millones de grados centígrados el próximo año, una temperatura siete veces mayor que el centro del Sol. Ese es el umbral de fusión, en el que los átomos de hidrógeno pueden comenzar a fundirse en helio, liberando energía ilimitada y limpia en el proceso. El objetivo final, informaban entonces, es proporcionar energía de fusión limpia a la red energética de su país, Reino Unido, con 65 millones de personas, en 2030.

 

 

Daniel Meza
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.