Geógrafo ruso descubrió la causa de la aparición de embudos gigantes en la tierra

Fotos de los embudos formados como resultado de la explosiónde gas natural en Yamal y Guidán, Rusia

Remote Sensing

Un especialista de la Facultad de Geografía de la Universidad Estatal de Moscú junto con otros científicos, estudió los embudos de gas que aparecieron en las penínsulas de Yamal y Guidán, en Rusia. Los resultados demostraron que los socavones se formaron debido a explosiones de gas natural. La investigación fue publicada en la revista Remote Sensing.

El primer embudo de gas fue descubierto en 2014 y llamó el interés de los científicos, ya que puede representar un peligro para la población local y las comunicaciones. El fenómeno es nuevo y hasta ahora ha sido poco estudiado. Los científicos compararon los embudos y evaluaron la posibilidad de prevenir su aparición. Para ello rastrearon el proceso de formación de embudos usando fotografías del espacio.

“Como resultado del procesamiento de imágenes espaciales de alta resolución tomadas en diferentes momentos, se construyeron modelos digitales detallados del relieve de regiones clave antes y después de la aparición de embudos”, dijo Alexánder Kizyakov, uno de los autores del estudio, investigador principal del Departamento de Criolitología y Glaciología de la Facultad de Geografía de la Universidad Estatal de Moscú.

Imágenes satelitales del mismo cráter. La primera, tomada el 9 de junio de 2013, muestra el montículo formado. La segunda imagen, con fecha del 15 de junio de 2014, muestra el cráter formado como resultado de la explosión de gas.

Remote Sensing

Los científicos establecieron que la aparición de embudos fue precedida por la formación de montículos de entre 2 y 5 metros de altura. Probablemente, aparecen por la acumulación de gas natural bajo una capa de permafrost. Con el aumento de presión de gas se produce una explosión y se forma un embudo. Anteriormente se creía que la observación de tales montículos evitará futuras explosiones de gas. Sin embargo, como ha mostrado este estudio, los montículos pueden ser muy bajos, lo que complica mucho su detección. En el futuro, los científicos esperan establecer otros signos de la formación de embudos y aprender a identificar montículos potencialmente peligrosos.

"Planeamos identificar los entornos naturales en los que pueden aparecer nuevos embudos de emisión de gases”, explicó Alexander Kizyakov.

El último caso de la aparición de un embudo de gas se produjo el 28 Junio ​​de 2017 en la península de Yamal. La explosión de gas, que fue observado por los residentes locales, formó en el suelo un embudo con la profundidad de una casa de nueve pisos.

El trabajo se llevó a cabo con científicos del Centro de Ingeniería y Tecnología ScanEx, el Instituto de Criósfera de la Tierra del Centro Científico de Tiumén y el Instituto de Criología de la Universidad Estatal de Tiumén. La investigación fue apoyada por una beca de la Fundación de Ciencia Rusa.

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter. 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.