Blue Origin prueba con éxito la cápsula espacial con las mejores vistas del espacio

La compañía de Jeff Bezos lanzó el vehículo con la única tripulación de un maniquí de prueba instrumentado. /Blue Origin

El fundador de Amazon, Jeff Bezos, dueño también de Blue Origin, la empresa que disputa una suerte de carrera espacial con Elon Musk, ha anunciado en su cuenta de Twitter que se ha probado con éxito la versión 2.0 de su Crew Capsule, la cápsula encargada de llevar turistas al espacio.

Bezos ha compartido un vídeo en el que se puede ver el despegue del cohete con la cápsula y el aterrizaje de ambos. Aunque no se han ofrecido detalles del equipamiento interior de la unidad de prueba, sí se han mostrado sus ventanales de 110 centímetros de alto, los mayores hechos hasta ahora en una cápsula espacial, especialmente concebidos para el disfrute de los viajeros.

La Crew Capsule 2.0 alcanzó una altitud máxima de 99,39 kilómetros, por lo que a efectos oficiales no salió al espacio exterior, cuya frontera reconocida internacionalmente está a 100 kilómetros de altura. El acelerador alcanzó una altitud máxima de 99,27 kilómetros. En su regreso, la cápsula vuelve en paracaídas y el cohete con un vuelo a motor controlado.

La compañía aeroespacial lanzó el vehículo en lo alto de un lanzador reforzado New Shepard este 12 de diciembre desde su sitio de lanzamiento en el oeste de Texas, con la única tripulación de un maniquí de prueba instrumentado. Además, la misión también llevó 12 cargas útiles comerciales, de investigación y educación. El New Shepard es un lanzador vertical reutilizable, que consiste en una cápsula presurizada sobre un propulsor. Está siendo desarrollado por Blue Origin como un sistema comercial capaz de llevar una tripulación de seis para el turismo espacial suborbital.

Mientras que la compañía de Musk, Space X, también trabaja junto a agencias estatales para servir de transporte para astronautas, Blue Origin se centra exclusivamente en los viajes privados y, con menor potencia de propulsión, el enfoque de Bezos apuesta menos por el aprovechamiento del espacio y más por el lujo y el confort del turista: hace unos meses se informó de que cada viajero tendría un sillón individual con su propio ventanal en el lado opuesto.  El precio del viaje, que tendrá una duración de 10 minutos, no se conoce. Sin embargo, ArsTechnica presumía en marzo que sería de 100 mil a 200 mil dólares. 

New Shepard no es el único proyecto de naves de vuelo suborbital. Por ejemplo, VSS Unity, el segundo de la serie SpaceShipTwo, ya está en fase de prueba. También se sabe que China tiene la intención de construir un avión-cohete de 20 asientos para realizar viajes de turismo espacial.

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de
 Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.