Hoy se vota en EE.UU. la neutralidad de la Internet: conoce cómo puede afectarte

Protestas ciudadanas se han venido dando en los últimos meses alrededor del debate sobre la neutralidad de la Internet. Aquí, los manifestantes frente a las oficinas de Time-Warner en Nueva York (Flickr).

Hoy se libra en los Estados Unidos la batalla por la neutralidad de la red y si no sabes cómo te podría afectar, te lo explicamos en sencillo: una ley puede determinar que los proveedores de Internet en ese país decidan a qué portales podrás acceder con mayor velocidad y cuáles más bien serán de difícil acceso. Esto es: podrás acceder rápidamente a portales de grandes firmas, como, digamos, McDonald’s; pero para leer un blog o una bitácora cualquiera, de un autor independiente, tendrás que esperar o pagar por ello. Lo mismo ocurrirá si eres un publicador de contenidos: tendrás que pagar para que te lean más fácilmente.

Hoy jueves la Comisión Federal de Comunicaciones deberá votar para revocar las normas promulgadas dos años antes con el objetivo de evitar una Internet de "dos velocidades".

Los partidarios de la nueva propuesta dicen que alentaría la innovación y la inversión al eliminar pesadas cargas regulatorias. Pero los críticos argumentan que podría acabar con la "internet abierta" y permitir a las empresas de banda ancha elegir lo que las personas ven o no en línea.

Se esperaba que la Comisión Federal de Comunicaciones aprobara por poco la medida para eliminar las reglas de neutralidad de 2015, que requieren que los proveedores de servicios de Internet traten todo el tráfico en línea por igual sin bloquear ni obstaculizar a los rivales.

La reversión está siendo diseñada por el presidente de la FCC Ajit Pai, designado por el presidente Donald Trump. Pai ha criticado las reglas de neutralidad adoptadas en 2015 y, a principios de este mes, reveló su plan de "Restauración de la libertad de Internet".

Tim Berners-Lee, el ingeniero británico y creador de la World Wide Web (la www. que empleas a diario para acceder a la mayoría de páginas de Internet que visitas), señala en Medium esta semana que, de esta manera, los proveedores de Internet —la compañía a la que le pagas por el servicio de acceso a la red en tu casa, oficina o celular— “tendrán el poder de decidir a qué sitios web se puede acceder ya qué velocidad se cargarán cada uno. En otras palabras, podrán decidir qué empresas tienen éxito en línea, qué voces se escuchan y se silencian".

En medio de una ola de protestas de firmas en línea y activistas que se oponen al nuevo plan, Pai dijo que sus reformas marcarían el comienzo de un retorno a un "enfoque regulador ligero" que ha permitido que florezca Internet. Pese a ello, le deja a los proveedores de Internet el papel de portero de la Internet, el mismo que podrían emplear para favorecer el acceso a determinadas informaciones o portales.

Berners-Lee junto a otros pioneros de Internet, ya ha pedido públicamente que se mantengan las reglas de neutralidad. El precedente que siente Estados Unidos podría ser replicado en el futuro cercano en otras naciones y constituirse como el estándar internacional.

Para él, peligra "la neutralidad de la red: el principio de que los proveedores de servicios de Internet (ISP) tratan a todo el tráfico de la misma manera sustenta la Internet tal como la conocemos hoy": “Cuando inventé la World Wide Web en 1989, no tuve que pagar una tarifa, ni pedirle permiso a nadie para que esté disponible a través de Internet. Todo lo que tenía que hacer era escribir una nueva aplicación y conectar mi computadora a la red. Si se derogan las reglas de neutralidad de red de los EE. UU., los innovadores del futuro deberán negociar primero con cada compañía proveedora de Internet para obtener su nuevo producto en un paquete de Internet. Eso significa que no hay más espacio sin permiso para la innovación”.

Michael Powell, ex director de la FCC, sin embargo, señala en un artículo en portal Recode que los críticos del plan Pai hacen una tempestad en un vaso de agua, ya que la libertad de la Internet no peligra en la medida en que los proveedores la valoran altamente, en la medida en que es una mejor forma de ganar dinero que con una Internet cerrada. Powell encabeza un lobby de empresas de banda ancha llamado NCTA – the Internet & Television Association.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.