62 vídeos de pruebas nucleares de EE.UU. desclasificados y disponibles en Youtube

Con el sol asomando a través de las nubes, una detonación nuclear a gran altitud se ajusta a los marcos de una película de prueba nuclear. /LLNL

Se cree que existe un total de 10.000 grabaciones de 210 pruebas nucleares atmosféricas que las autoridades estadounidenses llevaron a cabo entre 1945 y 1962. Ahora, investigadores del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore (LLNL, EE.UU.) han publicado 62 videos recién desclasificados que muestran estos ensayos. Entre las piezas publicadas figuran las pruebas nucleares de la Operación Hardtack I (1958), de la Operación Teapot (1955) y de la Operación Dominic (1962), entre otras.

Las detonaciones nucleares son eventos tremendamente extremos. Para grabar la acción, cada prueba fue capturada por más de 50 cámaras, proporcionando diferentes puntos de vista y proporcionando respaldo en caso de que una de las cámaras no funcionara correctamente. Algunos de estos aparatos fueron diseñados para captar cada detalle de enormes bolas de fuego en una impresionante cámara lenta. Otros capturaron uno o dos encuadres por minuto para registrar cómo las nubes de hongos evolucionaron durante períodos más largos. En definitiva, estas películas custodian una gran cantidad de datos científicos que no pueden reproducirse.

"Han pasado 25 años desde la última prueba nuclear, y las simulaciones por ordenador se han convertido en nuestro campo de pruebas virtual. Pero esas simulaciones son tan buenas como los datos en los que se basan. La precisión de los datos es lo que nos permite garantizar que las existencias se mantengan seguras, seguras y efectivas sin tener que volver a realizar las pruebas", explicó en un comunicado el físico de armas nucleares de LLNL Gregg Spriggs, responsable del proyecto.

Spriggs está a la cabeza de un equipo de expertos en cine, desarrolladores de código cuya misión es volver a analizar las miles de películas, hasta ahora inéditas para el público. Como muchas de las películas sufren de deterioro físico, su objetivo es preservar este registro antes de que se pierda para siempre, y proporcionar datos científicos más precisos a los colegas que son responsables de certificar las reservas cada año.

Se trata del segundo lote de filmaciones de prueba científica que se publicarán en el canal de LLNL en YouTube este año, y el equipo planea publicar los videos restantes de las pruebas realizadas por LLNL a medida que se escanean y se aprueban para su publicación.

La Guerra Fría, el periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial mantuvo al mundo expectante ante la creciente tensión entre los Estados Unidos y la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, tiene aún hoy ecos que la NASA ha advertido en el clima espacial, incluyendo cambios en el entorno magnético de la Tierra. Datos  desclasificados en mayo sobre pruebas nucleares a gran altitud han proporcionado una nueva mirada a los mecanismos que provocan perturbaciones en ese sistema magnético: el clima espacial (que afecta a la región del espacio cercana a la Tierra) suele ser afectado por factores externos, como los vientos solares, flujos de millones de partículas de alta energía. Al chocar con la Tierra y su magnetosfera, estas partículas son desviadas, pero algunas llegan al espacio cercano a la Tierra y pueden impactar nuestros satélites dañando la electrónica de a bordo y perturbando las comunicaciones o señales de navegación. Estas partículas, junto con la energía electromagnética que las acompaña, también pueden causar auroras, mientras que los cambios en el campo magnético pueden inducir corrientes que dañan las redes eléctricas.

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de
 Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.