Los síntomas de asma de los niños con sobrepeso duran cinco semanas más

Los niños con obesidad tenían más ataques de asma y un 70% más de días con síntomas de asma por año. /Flickr

El asma afecta a casi 1 de cada 10 niños en los Estados Unidos y es la principal causa de emergencia médica y hospitalizaciones en menores de hasta seis años. Según una nueva investigación, los síntomas pueden ser aún peores para los pequeños de entre 2 y 5 años, si tienen sobrepeso.

En un estudio publicado en Journal of Clinical Immunology, los preescolares con un índice de masa corporal (IMC) más allá del percentil 84, lo que se considera el límite entre el peso saludable y el sobrepeso, que no usaban un inhalador, tenían más ataques de asma y un 70% más de días con síntomas de asma por año que los compañeros no tratados que tenían un peso saludable, en concreto, 37 días más sintomáticos, más de cinco semanas adicionales por año. Los investigadores también encontraron que los niños no tratados que tenían sobrepeso que los compañeros no tratados de un peso saludable.

Sin embargo, la obesidad no parece disminuir la efectividad de los inhaladores de corticosteroides, el tratamiento estándar para aliviar los síntomas del asma, como dificultad para respirar, tos y dolor en el pecho, como explica el autor principal Jason Lang, especialista en pulmón pediátrico y director del Laboratorio de Función Pulmonar Infantil de Duke (Estados Unidos): el uso diario redujo el número de días sintomáticos y los ataques de asma en niños sanos y con sobrepeso, e incluso pueden ser más protectores para los niños con sobrepeso.

Diferencias con los adultos

"El impacto del sobrepeso y la obesidad en el asma no se ha estudiado en los pacientes con asma más jóvenes, y este hallazgo es opuesto a lo que se ha visto en niños mayores y adultos con sobrepeso", dijo Lang. El estudio sugiere que las vías de inflamación son un tanto diferentes en los pacientes en edad preescolar, o que la obesidad tarda años en desarrollarse. reducir la efectividad de los inhaladores de esteroides.

El estudio analizó los datos de tres ensayos clínicos aleatorizados y controlados realizados entre 2001 y 2015 llamados INFANT, PEAK y MIST que incluyeron 736 niños. Un tercio de los participantes tenía un IMC por encima del percentil 84. Algunos participantes del ensayo fueron asignados aleatoriamente para usar inhaladores a diario, mientras que otros los usaron intermitentemente; algunos recibieron placebos y algunos no recibieron tratamiento.

Los autores creen que este es el primer estudio sobre si la obesidad afecta la severidad del asma y la efectividad de los inhaladores en preescolares, pero el estudio tiene limitaciones, incluyendo que fue un análisis retrospectivo, que busca en el pasado para buscar patrones. "El peso no obstaculiza la efectividad de los esteroides inhalados en preescolares, pero este estudio proporciona evidencia clara de que mantener un peso saludable en los preescolares puede ser una estrategia efectiva para controlar el asma", concluyen.

En un estudio presentado hace un par de meses en el CHEST 2017, investigadores del Centro médico de la Universidad de Columbia en Nueva York intentaron determinar si existe asociación entre los niveles de contaminantes atmosféricos del vecindario, relacionados con la combustión, y la atención médica de emergencia por asma. El trabajo fue desarrollado en la ciudad de Nueva York. La investigación reveló que la prevalencia del asma y las emergencias médicas por asma varían ampliamente entre diferentes barrios. Las concentraciones de dióxido de nitrógeno promedio anual, material particulado y carbono elemental y dióxido de azufre promedio en verano fueron significativamente mayores en vecindarios con mayor prevalencia de asma que en aquellos con menor prevalencia.

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de
 Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.