Crean dispositivo de nanocables para detectar el cáncer con prueba de orina

Los nanocables capturando trozos de ARN, posibles biomarcadores del cáncer (Science Advances).

Investigadores de la Universidad de Nagoya (Japón) desarrollan un dispositivo de nanocables capaz de detectar niveles microscópicos de marcadores urinarios potencialmente implicados en el cáncer, reporta una investigación publicada en Science Advances.

El método se enfoca en la detección de la vesícula extracelular (VE), pequeños "trozos" de una célula que pueden desprenderse y circular por todo el cuerpo llevando mensajes y comandos a otras células ante determinadas situaciones en nuestro organismo. El novedoso dispositivo médico que puede capturar de manera eficiente estos EV y potencialmente utilizarlos para detectar cáncer.

Takao Yasui, autor principal, señala que el desafío actual para los médicos en cualquier campo es encontrar una herramienta de diagnóstico no invasiva que les permita controlar a sus pacientes de forma regular, por ejemplo, una prueba de orina simple.

Entre las muchas moléculas que se ha descubierto que albergan los VE se encuentran los microARN, que son trozos cortos de ácido ribonucleico que desempeñan diversos papeles en la biología celular normal. La presencia de ciertos microARN en la orina podría servir como bandera roja para enfermedades graves como la vejiga y el cáncer de próstata.

No obstante, el contenido de EV en la orina es extremadamente bajo, menos del 0,01% del volumen total de líquido. Esta es una barrera importante para su utilidad de diagnóstico. El nuevo método incorpora nanocables de óxido de zinc en un polímero especializado para crear un material altamente eficiente para capturar estas vesículas. “Nuestros hallazgos sugieren que el dispositivo es de hecho bastante eficiente. Obtuvimos una tasa de recolección de más del 99%, superando la ultracentrifugación, así como otros métodos que actualmente se utilizan en el campo".

Para probar la practicidad de su dispositivo, el equipo de investigación comparó los microARN de EV aislados de pacientes sanos con aquellos aislados de pacientes que ya habían sido diagnosticados con vejiga, próstata y otras formas de cáncer. Notablemente, su técnica requirió solo 1 mililitro de orina, mucho más que el típico "depósito" proporcionado durante un chequeo de rutina, y encontró un número sustancialmente mayor y diferentes tipos de microRNAs en comparación con el enfoque de ultracentrifugación estándar.

"Encontrar un marcador específico y reproducible para ayudar a confirmar un diagnóstico de cáncer es difícil. Esto es especialmente cierto para los microRNA, que son una clase relativamente nueva de marcadores en el campo", explica el coautor Yoshinobu Baba.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.