Las plantas son capaces de tomar decisiones en función de sus competidores

Potentilla reptans. /Wikipedia

La supervivencia animal requiere capacidad para tomar decisiones. Se ha demostrado que los individuos que se enfrentan a la competencia eligen de forma óptima entre la confrontación, la evitación o la tolerancia, entre otros comportamientos, tras calibrar las capacidades propias y del oponente y analizar quién tiene las de ganar. Ahora, un estudio de la Universidad de Tubinga (Alemania), afirma que las plantas también cuentan con la habilidad de tomar decisiones en caso de competir por los recursos con sus vecinas, en función del tamaño y la densidad de éstas.

Estas pueden detectar la presencia de otras plantas competidoras a través de varias señales, como la reducción en la cantidad de luz o en la relación de longitudes de onda roja a roja lejana, que ocurre cuando la luz se filtra a través de las hojas. Ya se conocía que estas señales de competencia inducen dos tipos de respuestas: alargamiento vertical por confrontación, mediante el cual las plantas intentan superar y sombrear a sus vecinos, y tolerancia a la sombra, lo que promueve el rendimiento bajo condiciones de luz limitadas. Algunas plantas, como las plantas clonales, pueden exhibir un comportamiento de evitación como un tercer tipo de respuesta: crecen lejos de sus vecinos.

El trabajo, publicado en Nature Communications, pretendía revelar si las plantas pueden elegir entre estas respuestas y hacerlas coincidir con el tamaño relativo y la densidad de sus oponentes. Para ello, los investigadores utilizaron la planta clonal Potentilla reptans en un entorno que simulaba diferentes escenarios de competición de luz. Utilizaron bandas verticales de filtros verdes transparentes que reducen la cantidad de luz roja y roja lejana, a los que cambiaban tanto la altura como la densidad.

Los resultados demostraron que Potentilla reptans puede elegir su respuesta de manera óptima. Frente a competidores demasiado densos para evitarlos lateralmente pero que podían superarse verticalmente, las plantas mostraron el mayor crecimiento vertical; con vecinos altos, que no podían ser superados ni vertical ni lateralmente, las plantas mostraron el mayor comportamiento de tolerancia de sombra; y frente a competidores de escasa altura, que solo podían evitarse lateralmente, las plantas exhibían las conductas de evitación lateral.

Los hallazgos de este estudio revelan que las plantas pueden evaluar la densidad y la capacidad competitiva de sus vecinos y adaptar sus respuestas en consecuencia. "Tal capacidad de elegir entre diferentes respuestas según su resultado podría ser particularmente importante en entornos heterogéneos, donde las plantas pueden crecer por casualidad bajo vecinos con diferente tamaño, edad o densidad, y por lo tanto, deberían poder elegir su estrategia adecuada", cuenta el investigador principal, Michal Gruntman, en un comunicado de la universidad. Este estudio proporciona nueva evidencia de la capacidad de las plantas para integrar información compleja sobre su entorno y responder de una manera óptima.

Por otro lado, ingenieros del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, EE.UU.) han creado, gracias a la nanotecnología, plantas tan luminosas que recuerdan a la vegetación ficticia de Avatar. Incrustando nanopartículas especiales en las hojas del berro (Nasturtium officinale), consiguieron que la planta provea a su alrededor de una luz tenue que duró casi 4 horas. El equipo cree que optimizando el método, estas plantas podrán ser lo suficientemente poderosas para iluminar un espacio de trabajo. La investigación fue publicada en Nano Letters.

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de
 Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.