¿Cuál fue el tamaño real del meteorito que anoche deslumbró a Nueva Inglaterra?

Una misteriosa bola de fuego atravesó anoche el cielo desde Massachusetts hasta Maine, en EE.UU., regalando una de las últimas postales astronómicas del año que ha causado tendencia en redes sociales.

Su paso no estuvo previsto por los observatorios del cielo, por lo que a pocos minutos antes de las 6 p.m. este destello deslumbró a transeúntes y conductores, que captaron el momento y en redes como Twitter describieron el hecho como la aparición de una "bola de luz" que era "ardiente" con "un resplandor verdoso". Otros vieron un "destello azul de luz" que era "muy brillante".

La cámara web del Monte Agamenticus captó la que quizás ha sido la imagen más compartida de la aparición celestial.

¿Pero de qué hablamos cuando hablamos del meteorito de Nueva Inglaterra?

Kenneth Janes, profesor emérito de astronomía en la Universidad de Boston, dijo al diario Boston Herald que no creía que el visto sea parte de una lluvia de meteoritos o que se trate de restos de cometas fragmentados cayendo a la Tierra. El último pasó hace unos 10 días y el siguiente no llega hasta enero, dijo.

Precisó más bien que era probablemente un meteoro del tamaño de una pelota de golf que pasó a entre 16 y 48 kilómetros por segundo antes de quemarse en la atmósfera. Este meteorito probablemente se quemó antes de golpear el suelo y probablemente era muy pequeño; de lo contrario, habría desencadenado una "tremenda explosión" tras el impacto, dijo Janes.

"Los que harían un daño realmente serio son raros, pero no imposibles", dijo Janes. "Estos son simplemente pedazos de roca en órbita alrededor del Sol". Estos caen todos los días en algún lugar de la Tierra, sin mayores consecuencias.

Janes dijo que la NASA ha identificado todos los trozos de roca espacial que tienen un tamaño de medio kilómetro o más, que son los que podrían suponer un peligro cataclísmico. En octubre, un asteroide del tamaño de un autobús pasó entre la Tierra y la luna, "casi un error", en términos astronómicos, dijo Janes.

Un meteorito de 10 toneladas explotó sobre Rusia con el poder de una bomba atómica en 2013, hiriendo a 1.100 personas. Uno de mayor dimensión se cree acabó con los dinosaurios hace 65 millones de años, desencadenando un cambio climático que transformó para siempre la flora y fauna de toda la Tierra.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.