Astrónomos descubren que los agujeros negros supermasivos le dan forma a sus galaxias

Cuásar
Wikimedia commons

Desde que John Mitchell tuviera la primera idea de lo que podría ser un agujero negro en el siglo XVIII, estos objetos astronómicos se han convertido en una caja llena de enigmas. Y esta no es la excepción; se ha encontrado la primera evidencia de que los agujeros negros supermasivos en el centro de las galaxias le dan forma a todo su vecindario galáctico. Más detalles del estudio en The Astrophysical Journal.

Vientos provenientes de agujeros negros

Se sabe que los agujeros negros supermasivos soplan fuertes vientos al espacio. Sí, claro que no hay aire ahí, pero sí hay plasma, gas y otros tipos de materia en el medio interestelar. Y estos vientos son tan poderosos, que incluso influyen en la formación de nuevas estrellas.


Viento de un agujero negro
NASA/JPL-Caltech

“Entender cómo y por qué las galaxias son afectadas por su agujero negro supermasivo es un enigma de su formación”, afirmó el astrofísico Shelley Wright de la Universidad de California. El agujero negro que se detectó es parte de un cuásar, en la galaxia 3C 298, a unos 9.3 mil millones de años luz.


Imagen del cuásar en la galaxia 3C 298. Los colores verdes resaltan el gas alrededor de la galaxia que es iluminado por el cuásar. El agujero negro supermasivo se encuentra rodeado por el círculo de color naranja claro, justo debajo del centro de la imagen. El color azul representa el viento.
A. Vayner

Las galaxias y sus agujeros

La mayoría de galaxias cercanas a la nuestra, muestran una correlación entre su propio tamaño y el tamaño del agujero negro supermasivo que se encuentra en su centro. Sin embargo, esto no sucede con 3C 298.

Los investigadores usaron el espectrógrafo infrarrojo OSIRIS del Observatorio Keck y el observatorio ALMA. Con los datos recogidos, el equipo pudo encontrar que la masa de esta galaxia es 100 veces menos de lo esperado, dado el tamaño de su agujero negro. Atando cabos, todo parece indicar que el agujero negro se formó y estableció mucho antes de que la galaxia apareciera alrededor.

Formación estelar

También se observó cómo los vientos provenientes de estos agujeros negros tenían el poder de cambiar la densidad del gas molecular, disminuyéndola considerablemente. Este gas es vital para la formación estelar, lo que indica que estos vientos estaban poniendo un límite a la cantidad de estrellas que podían formarse.

"La parte más emocionante de estudiar esta galaxia ha sido reunir todos los datos de diferentes longitudes de onda usando diferentes técnicas", dijo uno de los miembros del equipo, el astrónomo Andrey Vayner. Agregó que aún le quedan muchas preguntas por resolver y que seguirán investigando arduamente.

Los agujeros negros siempre son tema de interés común. A principios de este mes, se detectó el más lejano conocido hasta ahora. Incluso también se encontró al segundo más masivo de nuestra galaxia.

Adrian Díaz
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.