Un estudio predice que el mundo será un lugar mucho más árido con 2ºC más

La sequía ha ido en aumento en el Mediterráneo, el sur de África y la costa este de Australia durante el siglo XX. /Pxhere

Más de un cuarto de la tierra del mundo podría volverse significativamente más seca si el calentamiento global alcanza el 2ºC, según una nueva investigación internacional liderada por las universidades del Sur de Ciencia y Tecnología (SUSTech, China) y Anglia del Este (Reino Unido). Este cambio causaría una mayor amenaza de sequía e incendios forestales.

La aridez es una medida de la sequedad de la superficie de la tierra, obtenida al combinar la precipitación y la evaporación. El equipo de investigación estudió las proyecciones de 27 modelos climáticos globales para identificar las áreas del mundo donde la aridez cambiará sustancialmente en comparación con las variaciones anuales que experimentan ahora, cuando el calentamiento global alcance los 1.5°C y 2°C por encima de los niveles preindustriales.

"Nuestra investigación predice una aridificación de un 20%-30% de la superficie terrestre del mundo en el momento en que el cambio global de temperatura alcance 2°C", cuenta Manoj Joshi, de la Facultad de Ciencias Ambientales de la UEA , sin embargo, según el estudio publicado en Nature Climate Change, si consiguiéramos limitar el calentamiento global a menos de 1,5ºC, la fracción de la Tierra que sufriría los devastadores cambios se reduciría drásticamente.

La agricultura, en riesgo

Chang-Eui Park de SusTech, uno de los autores del estudio, explica en un comunicado que la aridificación es una amenaza grave “porque puede afectar críticamente áreas como la agricultura, la calidad del agua y la biodiversidad. También puede provocar más sequías e incendios forestales. En ese escenario, el 15% de las zonas semiáridas las regiones en realidad experimentarían condiciones similares a los climas áridos actuales".

La severidad de la sequía ha ido en aumento en el Mediterráneo, el sur de África y la costa este de Australia en el transcurso del siglo XX, mientras que las zonas semiáridas de México, Brasil, el sur de África y Australia se han enfrentado a la desertificación desde hace mucho tiempo. "Las áreas del mundo que se beneficiarían más de mantener el calentamiento por debajo del 1,5°C son partes del sudeste de Asia, el sur de Europa, el sur de África, América Central y el sur de Australia, donde actualmente vive más del 20% del la población mundial", explica Tim Osborn, de la UEA.

Pero ser optimista no es tarea fácil. Otro trabajo publicado en la misma revista el pasado agosto dibuja un panorama terrorífico: según los autores, investigadores de la Universidad de Washington (EE.UU.), existe un 90% de probabilidades de que a finales del siglo XXI, la temperatura media del planeta haya aumentado entre 2 y 4,9º C. Sus previsiones más concretas hablan de 3,2 grados, mucho más del límite establecido en el pacto firmado en la capital francesa. Para llegar a estas conclusiones, el equipo ha utilizado simulaciones por ordenador y observaciones directas del clima del planeta, como la capacidad de los océanos para absorber dióxido de carbono, el balance energético del planeta o la contribución de las partículas finas en la atmósfera.

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de
 Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.