Erradicación de “ratas piratas” permite nacimiento de tortugas en Islas Galápagos luego de un siglo

Tortuguitas nacidas de forma natural en la Isla Pinzón, Ecuador. Foto: Parque Nacional Galápagos (PNG)

Por primera vez en más de cien años, varias tortugas gigantes de la especie en peligro de extinción Chelonoidis duncanensis nacieron naturalmente en una isla del archipiélago de Galápagos, confirmaron autoridades del Parque Nacional Galápagos (PNG). El nacimiento se debe a un exitoso programa de erradicación de “ratas piratas”.

La introducción de ratas negras en la Isla Pinzón a través de barcos piratas, en los años 1800 había causado que la población de tortugas cayera en declive. Pero en 2012, y tras 5 años de estudios de toxicidad, las autoridades del PNG comenzaron un programa de erradicación de roedores, que se realizó dispersando veneno en varios sitios desde un helicóptero.

"La presencia de la rata negra en la isla Pinzón, de 1.789 hectáreas, provocó la disminución de especies como la paloma de Galápagos, lagartijas, culebras y la tortuga gigante, que no podía nacer de forma natural porque los roedores se comían sus huevos", dijo Danny Rueda, director de Ecosistemas del PNG a  la agencia de noticias española EFE.

El programa de erradicación también involucró la captura y recolocación temporal de 12 gavilanes de la isla, los cuales fueron llevados a la vecina isla Santa Cruz con el fin de evitar que se coman las ratas muertas envenenadas. Ahora que la isla está libre de esta especie invasora, las aves serán devueltas a su hábitat natural.

"Junto a los 12 gavilanes de Pinzón se capturó a otros 41 que habían llegado desde otros lugares y a los que mantuvieron en esa misma isla hasta su liberación", detalló el especialista.

Según Rueda, en 2014 la isla fue declarada libre de roedores y, tras un monitoreo ecológico llevada a cabo en diciembre de 2015, los investigadores confirmaron el nacimiento de tortugas bebé en la naturaleza por primera vez en más de un siglo.

"Ese es el indicador de mayor relevancia en cuanto a la especie de tortugas gigantes de Pinzón", aseguró Rueda, quien enfatizó que en dos años de monitoreo y luego de esparcir el veneno "no se encontraron ratas en la isla, por lo que en 2014 fue declarada libre de roedores".

“Ratas piratas”

(Las ratas negras habrían llegado a Galápagos en el siglo XVII. Foto: Parque Nacional Galápagos 

Se cree que las primeras ratas negras llegaron a la isla Pinzón a bordo de barcos piratas y balleneros en el siglo XIX. Rueda dice que el mayor desafío ahora es evitar la reintroducción de los roedores. "Podrían llegar en algún barco", alertó.

En 1965, el Parque Nacional Galápagos comenzó un exitoso programa de cría en cautiverio con las únicas 20 tortugas que vivían en la isla en ese momento, que se encargó de liberar 837 animales. Los investigadores esperan que este programa ya no sea necesario ahora que las tortugas se están reproduciendo naturalmente otra vez. "No repatriamos tortugas a Pinzón desde 2014 porque ya están naciendo en estado natural", finalizó el experto.

Esta especie de tortuga (C. duncanensis) no es la única que desafía la extinción. Hace unos meses, la especie C. elephantus “resucitó” cuando se encontró que algunos ejemplares aun existían en la isla de Floreana gracias a que se habían cruzado con otra especie endémica.

 

Victor Román
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.