Científicos encuentran fuerte evidencia de que el alcohol daña el ADN

El culpable es un compuesto químico llamado acetaldehído. /Wikipedia

Un nuevo estudio publicado en Nature afirma que el alcohol daña el ADN en las células madre formadoras de sangre. El culpable de que esto pase, según los investigadores de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) es un compuesto químico llamado acetaldehído, un subproducto del proceso de metabolización del alcohol: cuando no puede descomponerse más, porque, por ejemplo, se ha consumido alcohol en grandes cantidades, se acumula en las células.

Estas conclusiones podrían explicar el creciente cuerpo de evidencia que relaciona el consumo de alcohol con un mayor riesgo de cáncer. Investigaciones anteriores ya habían encontrado que el acetaldehído causa daño al ADN, pero estos experimentos se realizaron en células cultivadas, no en un cuerpo vivo. Al usar un organismo vivo, los científicos pueden observar la forma en que responde un cuerpo, por lo que este estudio con ratones fue un avance crítico para comprender lo que está sucediendo.

Para comprobarlo, le suministraron a los ratones alcohol diluido, o etanol, luego utilizaron el análisis cromosómico y la secuenciación del ADN para medir el daño genético. Descubrieron que el acetaldehído puede dañar y causar roturas bicatenarias en el ADN dentro de estas células, alterándolas permanentemente. Para el experimento se utilizaron células madre sanguíneas, no solo porque se pueden replicar fácilmente para el análisis de ADN, sino porque podrían propagar su daño genético en todo el cuerpo.

Mal funcionamiento de las defensas

El cuerpo tiene una defensa contra el acetaldehído, un grupo de enzimas llamadas acetaldehído deshidrogenasas (ALDH) que, cuando funcionan correctamente, neutralizan el acetaldehído convirtiéndolo en acetato, que el cuerpo puede usar para obtener energía. Para ver cómo el acetaldehído afecta a las células cuando se acumula, el equipo tuvo que modificar genéticamente a los ratones con una mutación que impedía que las células madre sanguíneas produjeran una de estas enzimas, ALDH2. Los ratones con esta deficiencia multiplicaron por cuatro el daño celular en comparación con los animales de control.

La segunda defensa es un sistema de reparación, en la que el cuerpo trabaja tratando de reparar el daño causado al ADN. Pero algunas personas tienen mutaciones en las que una o ambas de estas defensas no funcionan. Según los investigadores, alrededor de 540 millones de personas en Asia tienen una mutación en el gen ALDH2, lo que significa que no pueden procesar el acetaldehído (uno de los factores en la reacción de enrojecimiento). Las personas con esta mutación tienen un mayor riesgo de cáncer de esófago, afirman. Anteriores estudios han encontrado asociaciones con un mayor riesgo de cáncer de boca, garganta, esófago, laringe, mama, hígado e intestino, incluso con un consumo moderado. Mas adelante, el equipo intenta estudiar por qué el consumo de alcohol está relacionado con algunos cánceres y no con otros.

Beber de manera frecuente también aumenta el riesgo de muerte a causa de enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, de acuerdo a un último estudio publicado en la revista PLOS Medicine, el nivel socioeconómico puede ser un factor más a tener en cuenta ya que los pobres parecen estar en mayor riesgo que los ricos. El investigador Eirik Degerud del Instituto Noruego de Salud Pública en Oslo analizó datos socioeconómicos, estudios del sector salud, e información sobre la tasa de hospitalizaciones y muertes relacionadas con el alcohol en 207,394 adultos noruegos nacidos antes del 15 de octubre de 1960 y que completaron censos obligatorios en Noruega entre 1960 y 1990; y encontró que los consumidores moderadamente frecuentes de alcohol (2-3 veces por semana) tenían un riesgo menor de morir por enfermedades cardiovasculares que los bebedores poco frecuentes, y esta asociación fue más pronunciada entre las personas en la posición socioeconómica más alta.

Beatriz de Vera
Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.