Este tiburón de 385 millones de años señala un ancestro común con los humanos

Pixabay

Es claro que los tiburones tienen una imagen de criaturas altamente feroces del océano. Los seres humanos, por el contrario, somos seres terrestres bastante débiles que perderían en cualquier batalla con otro animal tan solo por un poco de comida. ¿Te imaginas que tuvieramos un ancestro en común?

Ahora un equipo de investigadores de la Universidad de Chicago, el University College de Dublín y la Universidad de Cambridge ha estudiado un fósil de tiburón de 385 millones de años. Haciéndolo, encontraron evidencia que sugiere que los seres humanos y los tiburones compartieron un ancestro común hace aproximadamente 440 millones de años. Más detalles del estudio en Proceedings of the Royal Society B.

Un fósil encontrado hace 17 años

Los científicos estudiaron un espécimen de tiburón encontrado en 1990 que ya había sido analizado en el 2001. En ese entonces, los científicos creyeron que el tiburón carecía de dientes. Debido a esto, le dieron el nombre de Gladbachus adentatus

Luego de varios años, los investigadores llevaron a cabo un nuevo estudio mucho más exhaustivo de los restos. Y al hacerlo, descubrieron que representaba una especie de transición entre acanthodians y chondrichthyes

Este descubrimiento les dio una mejor perspectiva sobre un período sobre el cual hay muy pocos registros fósiles. Además, sugiere una nueva estimación del tiempo durante el cual los humanos y los tiburones compartieron un ancestro común, hace aproximadamente 440 millones de años.

Según Michael Coates, líder del estudio, esta especie no es el ancestro común de los tiburones y los humanos, pero insinúa cómo pudo haber sido su antepasado. Gladbachus, aunque relativamente joven, tiene características que se ven incluso en fósiles más antiguos, como sus diminutas escamas.

Estudiando al tiburón

Este espécimen de tiburón vivió hace aproximadamente 385 millones de años, durante un período de tiempo conocido como el Devónico, que duró desde hace 416 millones a 358 millones de años. 


Gladbachus adentatus, fósil de un tiburón encontrado en 1990.
Proceedings of the Royal Society B

Los restos encontrados consistieron en tres secciones, todas planas comprimidas en resina. La carcasa de resina conservaba gran parte del endoesqueleto, lo que permitió al equipo recolectar muestras de tejido. También se conservaron los dientes, el cráneo, el cartílago y los detalles de las branquias. 

Para su estudio y análisis, el equipo usó una técnica de tomografías computarizadas, lo que les dio una imagen más completa de cómo era la criatura. Los investigadores observaron que el cuerpo del espécimen parecía una lámina de escamas y que los huesos en su cabeza eran muy toscos.

Como todas las especies finalmente están en el mismo árbol genealógico masivo, alguna vez existió una especie antigua que está en el linaje de humanos y tiburones. Esa especie -aunque no sabemos cuál- habría sido la última común entre los humanos y los tiburones antes de que se dividiera la rama del árbol genealógico. 

Los tiburones son criaturas muy imponentes y misteriosas. Hace unas semanas se documentó las luchas que libran estos predadores. Además, se encontró un tiburón vivo de 500 años, el cual sería el vertebrado más viejo del mundo.

 

Adrian Díaz
Esta noticia ha sido publicada originalmente en 
N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.