El Papa en Sudamérica: el día que Francisco conoció a Stephen Hawking

A pesar de sus diametrales posiciones sobre dios, ambos hombres creen en proteger la vida en el planeta
L'Observatore Romano

Aprovechando que el Papa está de paso por Sudamérica, recordamos hace poco que también tiene un lado científico. Ahora queremos recordar el día que conoció a una de las mentes más brillantes de nuestro tiempo: el Profesor Stephen Hawking.

La cita ocurrió el lunes 28 de noviembre del 2016 durante la sesión plenaria de la Academia Pontifica de las Ciencias, de la cual el Profesor Hawking forma parte. En aquella ocasión ambas figuras tuvieron un breve encuentro luego de las ponencias.

Durante el primer día de la conferencia, que duró 4 días (del 25 al 29 de noviembre), el Profesor Hawking habló sobre el origen del universo. “Con James Hartle de la Universidad de California, determiné qué condiciones físicas debía tener el universo primitivo si el espacio-tiempo no tuviera límites en el pasado. Nuestro modelo se conoce como la “Propuesta de No Límite”, dijo Hawking.

La Propuesta de No Limite (también conocida como Estado Hartle-Hawking), es una propuesta de física teórica y cosmología cuántica sobre el estado del universo antes de la época de Planck. En este modelo el universo no tiene origen como nosotros lo entendemos porque el tiempo no existía antes del Big-Bang (es justamente con éste que se crea el espacio-tiempo).

La Teoría del Big Bang y la expansión del universo
NASA / GSFC

Por eso, el Prof. Hawking dijo que preguntarse sobre lo que había antes del Big Bang no tenía sentido en la Propuesta de No Límite porque “no hay noción de tiempo disponible como referencia. Sería como preguntar qué hay al sur del Polo Sur”, dijo Hawking en un comentario que pudo haber causado incomodidad entre los asistentes.

Francisco por su parte, advirtió que la comunidad científica no debía pensar en dios como si este “fuese un mago, con una varita mágica capaz de hacer todo”. Una petición que ya en el pasado la había hecho, el papa Juan Pablo II, cuando le pidió a Hawking “no estudiar la historia del universo como si fuera el trabajo de dios”.

Sin embargo, ahí es donde acabaron las diferencias en este poco común pero cordial encuentro entre los dos carismáticos representantes mundiales de la fe católica  y de la razón basada en el conocimiento científico.

Siguiendo su conocida defensa por el medio ambiente, el Papa le pidió a la comunidad científica continuar con su trabajo, los instó especialmente a proteger el medio ambiente de los políticos que carecen de una “voluntad concreta para buscar el bien común”, en clara referencia al presidente electo de los Estados Unidos Donald Trump, quien se ha mostrado en contra de la idea de que el cambio climático sea causado por los seres humanos.

Además, Francisco imploró a los cristianos y científicos a unirse "en el objetivo compartido de proteger nuestro hogar común, amenazado por el colapso ecológico". Así mismo instó a los investigadores a "trabajar libremente de intereses políticos, económicos o ideológicos", en lo que podría considerarse una crítica al modelo económico del neoliberalismo.

A pesar de tener posiciones diametralmente opuestas con respecto a la existencia de dios, ambos, tienen en cuenta la delicada situación en la que nos encontramos. El profesor Hawking ha dicho en más de una ocasión que si no cuidamos el medio ambiente; la humanidad no tendría más que mil años para poder abandonar el planeta.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.