Los secretos de la Gran Pirámide de Guiza serán revelados por robots voladores

Templo de Giza. /Pixabay

En noviembre de 2017, científicos del proyecto Scan Pyramids informaron del descubrimiento de dos vacíos desconocidos en la Gran Pirámide de Guiza, en Egipto. El mayor mide unos 30 metros de longitud y está ubicado sobre un pasadizo gigante conocido como gran galería, que conduce a la cámara funeraria de Keops; la longitud del segundo aún no está clara. Los secretos que guarda el laberinto desde hace 4.500 años serán probablemente revelados por un robot volador. Se sospecha que estos podrían representar cámaras secretas que han eludido a los investigadores y saqueadores durante miles de años. 

Según los expertos, hay una gran diferencia si el vacío más grande es horizontal o si está inclinado. Si el vacío más grande está inclinado, podría ser un gran pasadizo como la gran galería, pero de ser horizontal, podría contener una o más cámaras. Para descubrir por fin sus secretos, científicos del Instituto Nacional Francés de Informática y Matemática Aplicada, están construyendo una sonda parecida a un dirigible que se introduce a los monumentos antiguos a través de una pequeña hendidura de 3,5 centímetros perforada en una pared. Una vez inflado dentro de la cámara, el dron vuela como un dirigible para explorar áreas inaccesibles con un daño mínimo a los artefactos o estructuras ocultas dentro.

La Gran Pirámide de Guiza, en Egipto, tiene una altura de 146 m de alto y 230 de ancho y era la estructura más alta del mundo hasta que se completó la Catedral de Lincoln en Inglaterra entre el siglo XVI y XVII. Se espera que este lugar contenga desde una nueva cámara funeraria a un pasaje de construcción sellado. También conocida como pirámide de Keops, se encuentra en las afueras de El Cairo, desde que el faraón Jufu acabó su construcción. Estudios anteriores ya habían revelado la presencia de galerías y pasadizos a su interior, desde donde se podía a acceder a una serie de recámaras funerarias, destino final de los restos de una serie de personajes de la nobles egipcias por aquel entonces.

No obstante, antes de que estos robots puedan comenzar a explorar, los investigadores de Scan Pyramid deberán recopilar información más precisa sobre las dimensiones y la ubicación del vacío. También el Ministerio de Antiguedades de Egipto también tendrá que dar la aprobación final para los robots, ya que el agujero que perforarían dañaría la pirámide ligeramente. 

Actualmente, ya hay un equipo de científicos buscando descubrir qué creó esos misteriosos vacíos dentro de la Gran Pirámide. Usan una técnica basada en muones, partículas subatómicas inestables, similares al electrón aunque mucho más pesadas. La tomografía de muones es un método que cuantifica la cantidad de muones en determinada sección de un edificio, a más muones detectados, más vacío en una recámara o detrás de un muro. 

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.