La peligrosa gripe H3N2 regresa con decenas de muertes en EEUU y el Reino Unido

Pixnio

Al menos 110 personas han muerto en los Estados Unidos y el Reino Unido durante las últimas semanas debido a nuevo brote de gripe. La causante de estas cifras es la cepa H3N2 y tiene preocupadas a las autoridades sanitarias porque se trata de una de las peores temporadas de gripe en décadas.

¿Qué la hace tan peligrosa? Para poder responder eso primero tenemos que entender que el virus de la gripe (o influenza) no es uno solo, sino varias cepas que mutan de manera paralela todo el tiempo.

Los científicos conocen cuatro tipos de virus estrechamente relacionados: influenza A, influenza B, influenza C e influenza D. Los humanos no podemos contraer la influenza D (que solo la padecen cerdos y vacas), podemos estar infectados con las otras 3. Los funcionarios de salud pública, sin embargo, están menos preocupados por la influenza C ya que no es una causa importante de enfermedad. Pero los tipos A y B sí son una verdadera preocupación.

A su vez las influenzas A y B pueden subdividirse por las proteínas que el virus lleva en su superficie: hemaglutinina (H) y neuraminidasa (N). Estas proteínas que tienen forma de puntas, ayudan al virus a identificar las células adecuadas que deben infectar.

Representación del virus de la Influenza con sus patitas o puntas H y N
Centro de Control de Enfermedades (CDC)

Hasta el momento existen 18 Hs y 11 Ns identificados para la influenza A. De ahí que obtengamos nombres como o H5N1 para la gripe aviar H1N1 para la gripe porcina. Pero para la influenza B solo conocemos dos linajes: Yamagata y Victoria, nombradas así por las ciudades en Japón y Australia, respectivamente.

En un proceso llamado “deriva antigénica”, las Hs y Ns evolucionan continuamente en respuesta a nuestro sistema inmunitario, el cual reconoce y crea anticuerpos para detener la aparición del virus.

A su vez, para contrarrestar la deriva antigénica, los humanos fabricamos vacunas. Generalmente éstas suministran las proteínas H y N sin el virus potencialmente peligroso. Los científicos también rastrean continuamente las proteínas de los virus de la influenza circulantes y ajustan la vacuna para que coincida con el que anda por ahí.

H3N2, una vieja conocida

El problema con esta cepa en particular es que tiende a ser difícil de controlar. Fue detectada por primera vez en 1968 en Hong Kong y mató un millón de personas en todo el mundo. Más recientemente, Australia ha tenido problemas con el H3N2 en la última temporada de invierno.

El virus, que causa tos, sensación de garganta irritada, dolor de cabeza, dolor muscular y fiebre alta más de 38, ha generado más hospitalizaciones y muertes en personas mayores. También hay dificultades para producir vacunas efectivas contra el H3N2, y no es la única cepa andando por ahí

Aunque la vacuna actual es buena contra otras cepas, solo tiene un 20% de efectividad contra el H3N2 ya que el virus cambió inevitablemente durante la producción. Esto se debió a la forma en cómo se producen las vacunas contra la gripe, las cuales se cultivan en huevos de gallina y luego se inactivan antes de usarse en las vacunas.

Los virus de la gripe mutan rápidamente para adaptarse a su entorno. Y un huevo de gallina es un ambiente distinto al del cuerpo humano, por lo que el resultado final puede ser un virus que no se adapta mejor a una vacuna contra la gripe. Esto parece haber sido lo que sucedió con la última vacuna contra el H3N2. 

Además, el virus es especialmente peligroso para las personas mayores. Los científicos aún no saben por qué pero sospechan que se debe a un fenómeno llamado “pecado original antigénico”, el cual hace que el sistema inmunitario responda mejor a aquellas cepas (o bacterias) con las que se enfrentó en los primeros años de vida. Lamentablemente para las personas mayores, el H3N2 no hizo su primera aparición hasta aproximadamente el año 1968, por lo cual sus defensas, usualmente ya debilitadas por la edad, no son tan buenas.

Para empeorar las cosas, la cepa Influenza B – Yamagata, que no está incluida en las vacunas trivalentes (que protegen contra el H1N1, H3N2 e Influenza B - Victoria) es la que se está reportando más en el Reino Unido.

Con el fin de frenar todas las cepas de este escurridizo virus, distintas compañías están invirtiendo en investigación. Por ejemplo, Google recientemente invirtió en una startup que ya está haciendo pruebas clínicas para una vacuna universal contra la gripe.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.