Úrsula K. Le Guin, pionera de la ciencia ficción feminista

Ursula K Le Guin. /Flickr

Ursula K Le Guin escribió obras fundamentales de la literatura, entre las que se incluyen el ciclo de fantasía Terramar y la revolucionaria novela La mano izquierda de la oscuridad. La autora, cuya producción, o al menos gran parte de ella, podría enmarcarse en un género que se ha llamado ciencia ficción feminista, ha muerto a los 88 años en su casa de Portland (Oregon, EE.UU.), según anunció su familia en Twitter el pasado martes 23 de enero. Pese a que sufría problemas de salud desde hace unos meses, su hijo Theo Downes-Le Guin contó a Reuters que su mente siguió siendo brillante hasta el último momento. "Me dijo hace unos días que se sentía un poco culpable porque ahora solo estaba escribiendo para su propio placer". Otros autores del género, como Neil Gaiman, Stephen King y China Miéville, la describieron como "un coloso de la literatura, una radical, una pionera", según The Guardian.

Le Guin publicó en 1968 la primera novela de la exitosa saga de Terramar, que cuenta la vida del mago Ged. Le seguiría al año siguiente, La mano izquierda de la oscuridad, una novela de ciencia ficción ambientada en un planeta donde los habitantes solo asumen los atributos de un género para reproducirse. Ya en los 70, publicó Los desposeídos y La rueda celeste. La tercera novela en el ciclo Terramar, La costa más lejana, le valió el Premio Nacional del Libro en literatura infantil, mientras que La mano izquierda de la oscuridad y Los desposeídos obtuvieron los premios de ciencia ficción Hugo y Nebula.

Escribió más de 50 libros, que abarcan poesía, crítica, cuentos y una traducción del Tao Te Ching. Le Guin ganó también el premio World Fantasy por su trayectoria y se convirtió en gran maestra de los escritores de ciencia ficción y fantasía. En 2014, fue galardonada con la Medalla de la Fundación Nacional del Libro por la Contribución Distinguida a las Cartas Americanas. Al recibir la medalla, dijo que la compartiría con sus colegas autores de ciencia ficción y fantasía, "los escritores que fueron excluidos de la literatura durante tanto tiempo ... que durante los últimos 50 años vieron las hermosas recompensas para los llamados realistas".

Activismo por la igualdad

Feminista pionera, en una famosa carta en 1987, se negó a escribir una propaganda para una antología que no contenía escritos de mujeres, diciendo que el tono de "es tan satisfecho, exclusivamente masculino, como un club o un vestuario. Caballeros, yo simplemente no pertenezco aquí ". Y también luchó por la diversidad: en 2004, se quejó de la adaptación de Terramar que hizo en canal Sci Fi, en la que caracterizaron a Ged como un hombre blanco, cuando en los libros tiene la piel rojiza. "La mayoría de los personajes en mis libros de ciencia ficción de fantasía y futuro lejano no son blancos. Están mezclados; son arcoiris. Mi combinación de colores fue consciente y deliberada desde el principio. [...] Los blancos son una minoría en la Tierra ahora. ¿Por qué no seguirían siendo una minoría o simplemente se tragarían en el conjunto genético de color más grande en el futuro?", escribió en un artículo en Slate.

Mapa de Terramar. /Wikipedia

En 2015, la autora lanzó un taller de escritura de ficción online para principiantes, después de declarar que no tenía más energía para otra novela. Fue una feroz defensora de los géneros de ciencia ficción y fantasía, y desde ahí se enfrentó desde a Margaret Atwood hasta Kazuo Ishiguro, cuando identificó una actitud resentida hacia la forma. En 2016 dijo a The Guardian: "El realismo es un género muy rico que nos dio y nos sigue dando mucha ficción. Pero al hacer de ese género el estándar de calidad, al limitar la literatura a él , dejamos demasiada literatura fuera de una consideración seria. [...] Demasiados críticos y maestros ignoraron -eran ignorantes de- cualquier tipo de ficción, excepto el realismo "

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.