Sí, esta fornida mosca se llama como Arnold Schwarzenegger

Megapropodiphora arnoldi. /Biodiversity Data Journal

¿Cómo llamarías a una mosca que parece haberse pasado media vida en el gimnasio? Probablemente coincidirías con muchos en darle el nombre de Arnold Schwarzenegger. Las razones son obvias. Al menos, eso parecen haber pensado los investigadores del Museo de Historia Natural del condado de Los Angeles (EE.UU.), que se han inspirado en el actor para nombrar a una nueva especie de mosca de la Amazonia brasileña, caracterizada por unos voluminosos atributos en las extremidades que recuerdan a los músculos.

Megapropodiphora arnoldi es el nombre del nuevo insecto. La especie, de la que solo se conoce un espécimen femenino que casi se pasa por alto por su tamaño diminuto, se describe en un reciente artículo publicado en Biodiversity Data Journal.

La mosca conocida más pequeña del mundo hasta ahora tenía una longitud de 0,400 mm, y la recién descubierta mide algo menos: 0,395 mm. Y a diferencia de las patas delanteras agrandadas que dan lugar a su nombre, las patas traseras y medias parecen ser muy reducidas, y las alas se reducen a pequeños trozos.

Los investigadores indican que es un parasitoide, probablemente de hormigas o termitas. Estas moscas probablemente se agarran a los anfitriones y "se aferrarán para salvar la vida" hasta que lleguen a un nido o una colonia donde puedan parasitar a sus víctimas de manera más efectiva.

Biodiversity Data Journal

El año pasado, un grupo de científicos finlandeses y rumanos descubrió ocho nuevas especies de la familia de las moscas del hongo (Sciaroidea) en el orden de los dípteros. Una de especies fue bautizada en honor al líder, tecladista y compositor de buena parte de la música y letra de la banda finlandesa Nightwish, Tuomas Holopainen. La descripción de las nuevas especies se publicó en Biodiversity Data Journal.

La inspiración para bautizar especies puede venir de donde menos te lo esperas. Muchas recibieron nombres de personajes mitológicos, bíblicos, grandes obras de la literatura o la pintura, o, por qué no, los nombres o apellidos de sus descubridores o sus personas queridas. Pero los intereses de los investigadores pueden ser mucho más mundanos que el ego, la Alta Cultura o el amor. Cuando se unen la oportunidad de dar nombre a una especie y cierto sentido del humor o apego a la cultura pop, la nomenclatura científica se vuelve mucho más divertida. ¿Star WarsDrácula, o Beyoncé? En este artículo te presentamos algunas con nombres irresistibles.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.