Colombia cada vez más cerca de tener su propia base en la Antártida

Skeeze / Pixabay

Colombia está cada vez más cerca de tener una base de investigación de verano en la Antártida, continente al que muchos consideran un “Marte Blanco” por sus extremas condiciones ambientales.

El 15 de diciembre del año pasado zarpó la Cuarta Expedición Antártica “Almirante Tono” llevando 43 investigadores colombianos al punto más sur del planeta, con la intención de realizar experimentos científicos. Esta misión es parte del Programa Antártico Colombiano (PAC).

A bordo del buque ARC “20 de Julio”, los investigadores están realizando experimentos sobre ecosistemas marinos, costeros y continentales, cambio climático y conservación, biodiversidad de organismos antárticos, geografía, hidrografía, cartografía y seguridad marítima.

“Esperemos que podamos reportar el mismo éxito que hemos tenido en las tres primeras expediciones”, dijo el Almirante Juan Manuel Soltau, secretario ejecutivo de la Comisión Colombiana del Océano. “Este año llevamos unas expectativas de investigación mucho mayores que además se unirán a las que tienen la comunidad internacional en los temas entre la Antártica y el trópico, en los tiempos que estamos viviendo de cambio climático”, agregó.

Por ejemplo la historiadora, piloto y geógrafa Natalia Jaramillo está realizando un levantamiento cartográfico de algunas zonas de la Antártida con la ayuda de drones. Su intención es construir un mapa digital de la zona. Por su parte, la bióloga Rosa Acevedo estudia las bacterias extremófilas y los tardígrados, animales microscópicos que sorprenden a la ciencia por su capacidad de resistir a los ambientes más extremos.

Se espera que el conocimiento obtenido en el estudio de esta resistente especie, se pueda utilizar para fabricar patentes con usos biomédicos, farmacológicos o industriales.

Cambio climático y sus efectos en el plancton

Además de las mencionadas investigaciones mencionadas, los científicos están estudiando si el cambio climático está afectando el plancton, crustáceo que es la base de la cadena alimenticia en el océano. Así mismo, se están analizando los efectos de la Antártida en el Niño y viceversa.

Finalmente, la expedición “Almirante Tono” también está estudiando las respuestas físicas y psicológicas de un grupo de integrantes de las Fuerzas Militares de Colombia al brutal frío del continente blanco, la radiación, y la constante luz del verano polar.

En su camino hacia la Antártida, el buque ARC “20 de Julio”, tuvo que cruzar el Estrecho de Drake, el cruce más peligroso que existe en el mar, donde las olas alcanzan más de 10 metros de altura. Cabe recordar que el continente blanco puede llegar a tener temperaturas de - 93° C, más frías que en algunas regiones de Marte.

Buque ARC "20 de Julio"
Armada de Colombia
 

El objetivo final: una base propia en la Antártida

Las expediciones científi­cas del país cafetero en la Antártida se realizan con el propósito de continuar con la segunda fase del Programa Antártico Colombiano (que está al 50%), el cual consiste en llevar naves propias que viajen al continente blanco con el fin de realizar investigación científic­a continua y signi­ficativa.

Colombia es miembro observador del Tratado Antártico, pero espera ser miembro consultivo (voz-voto) de este sistema que procura la conservación de la Antártica como patrimonio de la humanidad, para lo cual se requiere avanzar en la investigación científica.

Además, uno de los principales objetivos es que para el 2025 el país tenga su propia base de investigación antártica, donde pueda consolidar y afianzar todo lo que se ha logrado hasta el momento.

A pesar de sus brutales condiciones climáticas, la Antártida es una de las regiones del mundo más vulnerables al cambio en la temperatura del clima. Hace poco, NASA descubrió  que el deshielo de la Antártida se acelera por el calor geotérmico.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.