Los fósiles humanos más antiguos fuera de África están en Israel

Mandíbula superior y dientes, encontrados en una cueva israelí. /Universidad de Tel Aviv

Durante mucho tiempo se pensó que el Homo Sapiens había surgido en el este de África hace 200.000 años y, des de ahí, comenzó su conquista del mundo. Los descubrimientos realizados durante la última década cambiaron esta esta historia, y se empezó a pensar que un pequeño grupo abandonó África hace unos 60.000 años y que los signos de viajes anteriores, incluyendo cráneos de 80.000 a 120.000 años de antigüedad pertenecían a migraciones fallidas.

Pero los descubrimientos recientes han enturbiado esa narración simple, y algunos fósiles similares a H. sapiens encontrados en Marruecos y que tienen más de 300.000 años, han planteado la posibilidad de que los humanos hayan evolucionado antes y quizás en otras partes de África. Dientes en el sur de China, descritos en 2015, apuntan a migraciones de larga distancia hace unos 120.000 años. Y los estudios del genoma, en lugar de traer claridad al asunto, han sembrado más confusión, con algunas comparaciones de poblaciones globales que apuntan a una sola migración humana desde África y otras que sugieren múltiples oleadas.

Ahora, el hallazgo de unos fósiles humanos por investigadores de las universidades de Haifa y Tel Aviv (Israel), los más antiguos que se han encontrado fuera de África, sugieren que el Homo sapiens podría haberse propagado a la Península Arábiga hace unos 180.000 años, mucho antes de lo que se pensaba. La mandíbula superior y los dientes, encontrados en una cueva israelí preceden a otros fósiles humanos de la misma región en al menos 50.000 años. Los científicos, que han publicado el hallazgo en Science, dicen que no está claro si los fósiles representan una breve incursión o una expansión más duradera de la especie.

El proyecto comenzó a principios de la década de 2000, y el equipo descubrió el fragmento de la mandíbula en 2002, en Misliya Cave, la más alta de las cuevas de Monte Carmelo, a pocos kilómetros de la cueva de Skhul, uno de los sitios donde se encontraron restos de entre 80.000 y 120.000 años en los años 1920 y 1930. Utilizando varios métodos diferentes, los investigadores estiman que la mandíbula y los dientes tendrán entre 177.000 y 194.000 años.

Cueva de Misliya en el Monte Carmelo, en Israel. /Universidad de Haifa

Los restos son incuestionablemente de H. sapiens”, afirma María Martinón-Torres, paleoantropóloga del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana en Burgos (España). Las formas de los dientes coinciden con las de los humanos modernos y antiguos, dice ella. También carecen de características típicas de los neandertales, que vivieron en toda Eurasia en el momento.

El equipo cree que la mandíbula y los dientes apuntan a una ocupación a largo plazo del Cercano Oriente por principios de H. sapiens, donde probablemente se encontraron e interactuaron con neandertales. Los períodos húmedos podrían haber atraído a los humanos al Oriente Próximo, pero los períodos largos y secos pudieron ser más una decepción que un refugio estable para los primeros humanos, explican.

Según John Shea, arqueólogo de la Universidad Stony Brook en Nueva York (EE.UU.), "tendemos a pensar en Israel como parte de Asia por razones geopolíticas, pero en realidad es una zona de transición entre el norte de África y el oeste de Asia. Muchos animales afroárabes viven allí, o lo hicieron hasta hace poco, incluidos leopardos, leones y cebras. Homo sapiens es simplemente otra de esas especies afroárabes".

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.