Después de 150 años, esta madrugada volveremos a ver una superluna azul de sangre

La luna de sangre, otro de los nombres que recibe el fenómeno (Pixabay).

El 2018 promete ser un año de postales para el recuerdo, y antes de acabar el primer mes tendremos la primera gran imagen celeste. La luna de mañana, 31 de enero, será muy especial: coincidirán, por primera vez en 150 años, tres eventos celestiales en la misma noche. Al ser la segunda luna llena en un mes, también le da el apodo de luna azul. La frase "una vez en una luna azul" (que quiere decir algo que ocurre con muy poca frecuencia) proviene del hecho de que esta ocurrencia tiene lugar una vez cada dos años y medio más o menos. Además, la noche de mañana también nos regalará un eclipse lunar total, y la luna que veremos, además de azul, será "de sangre". 

La luna pasará de oeste a este (de derecha a izquierda) a través de la sombra de la Tierra y esto se verá más o menos a la hora en que se ponga en el noroeste de América del Norte, el Pacífico, Asia y Australia.

Visibility Lunar Eclipse 2018-01-31.png

Visibilidad del eclipse lunar de enero 2018 (Wikimedia Commons).

La Tierra impide que la luz solar llegue a la luna totalmente aproximadamente dos veces al año, lo que provoca un eclipse lunar. Esto siempre ocurre en la noche de luna llena. Cuando esto sucede, la luna pierde su brillo (que no es su propia luz, sino simplemente un reflejo de la luz del sol que cae sobre ella) y, en cambio, adquiere un brillo rojizo. Esto sucede porque la única luz que refleja durante un eclipse total es la que está dispersada por la atmósfera de la Tierra. Esa dispersión y doblez de la luz lleva a la tonalidad rojiza.

Sarah Noble, una científica del programa en la sede de la NASA, dijo en un comunicado: "Estamos viendo todos los amaneceres y puestas de sol de la Tierra en ese momento reflejados desde la superficie de la luna". La aparición roja de la luna dio lugar al término "luna de sangre". Por lo tanto, la segunda luna llena de enero será una súper luna de sangre azul, será una hermosa vista.

Según explica la NASA, será visible sobre el océano Pacífico, en un arco desde el este de Asia hasta el oeste de América del Norte. En América Latina y en Europa no podrá verse el eclipse, aunque la superluna sí. Para los observadores en América del Norte, Alaska o Hawái, el eclipse será visible antes del amanecer del 31 de enero. En el Medio Oriente, Asia, Rusia oriental, Australia y Nueva Zelanda, la "súper luna de sangre azul" podrá ser vista durante la salida de la luna en la mañana del 31. En España, esta superluna podrá verse esta noche, pero podrá apreciarse el eclipse porque su máximo será a las 14.30 horas de la tarde.

El 2017 tampoco se quedó atrás. Para la memoria, nos dejó maravillosas vistas terrenales de lo que ocurre precisamente fuera de nuestro planeta, con superlunas, lluvias de meteoritos y hasta un eclipse solar total.

Hans Huerto

Si te gustó esta noticia, entérate de más a través de nuestros canales de Facebook y Twitter.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.