Arqueólogos encuentran 10 esqueletos pre-aztecas en Ciudad de México

Se cree que los restos pudieron haber sido parte de un entierro ritual. /INAH TV

Arqueólogos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México han encontrado 10 esqueletos de unos 2.400 años de antigüedad en el sitio arqueológico de Tlalpan, al sur de la Ciudad de México. Hoy en día, este lugar se encuentra en medio de una bulliciosa área urbana, así que los restos se hallaron ocultos debajo de un edificio que albergaba aulas y recámaras de sacerdotes.

Según cuentan en un comunicado, los expertos creen que los restos pudieron haber sido parte de un entierro ritual, puesto que encontraron los cuerpos dispuestos en una formación circular y con los huesos de los brazos entrelazados. Al menos dos de ellos tenían algún tipo de deformación intencional en el cráneo, así como en algunos de los dientes. El video tomado por el equipo de investigadores muestra restos humanos casi intactos que sobresalen del suelo. Entre los esqueletos, también había cajetes (cazuela gruesa sin vidriar) y tecomates (cuencos redondos con pequeñas aberturas circulares). Lo que no queda claro es si sus muertes fueron provocadas o naturales, señalan. 
 

 

INAH TV

El sitio del entierro se remonta a una época a la que los arqueólogos se refieren como el período preclásico de México. Es mucho más antiguo que el Imperio Azteca, que no prosperó hasta principios del siglo XVI. Antes de que los aztecas dominaran la región, se encontraba en el poder una civilización construida alrededor de la ciudad de Teotihuacan, pero su existencia disminuyó hacia el siglo VII. Las excavaciones en este lugar se vienen realizando desde 2006. 

La arqueóloga que dirigió la excavación, Jimena Rivera Escamilla, explica que este asentamiento habría durado unos 500 años y que se remonta a este período preclásico, entre la fase de Ticoman, que existió a partir del 400-200 a.C., y la fase de Zacatenco, a partir 700 a 400 a.C. y fue una de las primera de las civilizaciones de México que se hayan registrado. 

En 2011, los excavadores también encontraron huesos con evidencia de canibalismo en el norte de México, y en 2013, se descubrieron más de 150 cabezas asociadas con una ceremonia de sacrificio. Los expertos no han llegado a un consenso sobre por qué algunas de las primeras civilizaciones de México se desvanecieron rápidamente, pero se cree que los volcanes activos de la región podrían ser los culpables.

También bajo los pies de los nuevos edificios, en este caso, un hotel de destruido en el terremoto que azotó Ciudad de México en1985, un equipo de arqueólogos del Programa de Arqueología Urbana descrubrió un gran templo dedicado al dios mexica del vientoEhécatl, así como una parte de la cancha del Juego de la Pelota de la antigua Tenochtitlán. Ehécatl es considerado como la manifestación de uno de los dioses principales del panteón azteca, Quetzalcóatl, y era especialmente invocado para que enviara corrientes de aire suaves que puedan movilizar los botes a través de los canales de Tenochtitlán. El trabajo de arqueología tuvo una duración de ocho años, gracias a la cual se ha logrado identificar la estructura semicircular que corresponde al templo. 

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.