Los robots aprenden de las cucarachas a superar dificultades [VÍDEO]

Sean Gart et al. / Bioinspiration & Biomimetics, 2018

Ingenieros enseñaron a un robot-cucaracha a superar hoyos y elevaciones, comparables a su longitud, observando la técnica de las cucarachas reales. Los desarrolladores equiparon al robot con una cola, que le ayuda a levantar la parte delantera del cuerpo al acercarse a un obstáculo. Así lo informan dos artículos publicados en la revista Bioinspiration & Biomimetics. Uno de ellos explica cómo son capaces de superar los huecos, y el segundo se centra en las elevaciones.

A menudo, los ingenieros toman como base el diseño y algunas características de los seres vivos en el desarrollo de robots. Los desarrolladores de la Universidad de California, en EEUU, han enseñado a sus robot-cucarachas a correr muy rápido y saltar.

Los ingenieros, dirigidos por Chen Li de la Universidad Johns Hopkins (EE. UU.), han resuelto el problema de la superación de obstáculos observando cómo las cucarachas lidian con este problema. Para ello construyeron un banco de pruebas con dos tipos de obstrucción: un hoyo con una longitud de 0,2 a 1 el tamaño del cuerpo del robot o la cucaracha, y una elevación con una altura de entre 1 y 4 la distancia desde la superficie hasta el cuerpo de la cucaracha. También ensamblaron un robot-cucaracha con seis patas, propulsado por motores eléctricos.

Los investigadores realizaron varios experimentos, descubrieron algunos patrones y crearon un modelo que predecía la probabilidad de superar el obstáculo en función de varios factores. Encontraron que la probabilidad de superar los obstáculos depende de la velocidad de la cucaracha ante el obstáculo, la inclinación de su cuerpo y la velocidad angular de la rotación al desviar su cuerpo hacia arriba.

Diseño del robot-cucaracha con cola. /Sean Gart et al. / Bioinspiration y Biomimetics, 2018

Para asegurarse de que el robot-cucaracha se eleve por encima del obstáculo, los ingenieros agregaron una cola. Antes del obstáculo, el robot mueve la cola hacia atrás. Como la carga está fija en el extremo de la palanca, jala al robot-cucaracha hacia atrás gracias a lo cual el robot continúa corriendo hacia adelante, pero se eleva. Esto le ayuda a superar un obstáculo de un tamaño 12% mayor.

Grigory Kopiev

Texto traducido por María Cervantes

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.