Google ha eliminado los anuncios más molestos de su navegador

Un 45 % de los usuarios de Google Chrome ya usa el Ad block. /Pixabay

Navegar por Internet rodeados de publicidad puede ser incómodo. Pero debido a que hay muchas páginas webs que viven de la publicidad, bloquearla puede significar una pérdida de ingresos por un lado y una restricción a su contenido por el otro. Según GlobalWebIndex, un 45 % de los usuarios de Google Chrome ya usa el Ad block, así que, para evitarlo, la compañía ha preferido autoimponerse sus propias restricciones a la publicidad.

A partir de ayer jueves, los usuarios del navegador web han empezado a navegar molestados por muchos menos anuncios. Se trata de el Programa de Experiencia para Mejores Anuncios, organizado por la Coalición para Mejores Anuncios (Coalition for Better Ads), que cuenta con Facebook, Google y Microsoft como miembros de la junta directiva, así como con el editor de noticias News Corp. Su objetivo es presionar a los editores para que dejen de utilizar los peores tipos de anuncios.

¡Adiós Pop-ups!

La lista de normas publicitarias publicadas por la Coalición para Mejores Anuncios el pasado mes de marzo son la base de las nuevas medidas de la empresa, que eliminará las ventanas publicitarias emergentes (pop-ups), los vídeos sonoros de reproducción automática y los anuncios flotantes de cuenta regresiva imposibles de quitar hasta pasados unos segundos, entre otros. Este autobloqueador funcionará tanto en la versión de escritorio como en los teléfonos móviles, donde será mucho más restrictivo y bloqueará las publicidades intermitentes e incluso aquellas que sean particularmente densas.

La compañía analizará el cumplimiento de las normas por parte de las páginas webs y si el bot de la compañía detecta algún anuncio que infrinja las normas, avisará al dueño de la web para que acabe con él. Tras recibir este mensaje, el administrador del sitio web tendrá unos 30 días para quitar este anuncio de su página, o adecuarlo a las nuevas normas publicitarias. Si se negara a hacerlo, la compañía bloquearía definitivamente el anuncio. Google afirma que el 42% de las páginas web que incumplen los estándares de Better Ads han resuelto sus problemas.

En julio, Google decía adiós a Instant Search, que llevaba desde 2010 siendo ignorada por los usuarios del navegador. Cuando nació, la entonces vicepresidente de Google Marissa Mayer llamó Instant Search un “un cambio fundamental en las búsquedas”, maravillando a todos con lo que sería un salto cualitativo en el ahorro de tiempo en las pesquisas. Pero siete años más tarde, con la misma diligencia, el gigante tecnológico lanzó el revolucionario avance al cubo de la basura. 

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

Novedades

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.