La ansiedad ayuda a fijar los recuerdos con más detalle

Los prejuicios o la manera de ver el mundo de la persona influye en lo que se percibe. /Pixabay

Los altos niveles de ansiedad pueden afectar a los recuerdos de los que la sufren y a su rendimiento intelectual. Sin embargo, un nuevo estudio de la Universidad de Waterloo (Canadá) publicado en Journal Brain Sciences, afirma que, a ciertos niveles, puede serle útil a la memoria.

La investigación, realizada con 80 estudiantes de pregrado, 64 mujeres y 16 hombres, encontró que los niveles manejables de ansiedad en realidad ayudaban a las personas a recordar los detalles de los eventos. Pero este descubrimiento tiene una cara oscura: cuando el grado aumenta demasiado, puede llevar a la coloración de recuerdos, es decir, a asociar los elementos de una experiencia con el contexto negativo.

Los prejuicios o la manera de ver el mundo de la persona influye en lo que se percibe. Se descubrió que los individuos con alta ansiedad mostraban una mayor sensibilidad a las influencias del contexto emocional en su memoria, con información neutral contaminada o coloreada por la emoción con la que se asociaba durante mientras el cerebro registraba la vivencia. Para los científicos, los educadores deberían tener en cuenta los factores individuales que influyen en la retención de la información que enseñan, y aseguran que prestarle atención al estado de ánimo de los elumnos en clase, podría ser beneficioso.

Además, un estudio publicado en The American Journal of Psychiatry afirma que los síntomas de ansiedad pueden ser una señal de advertencia temprana de la enfermedad de Alzheimer. La beta amiloide, que se ha relacionado de forma integral con la enfermedad, es una proteína que se acumula en el cerebro en grupos que forman placas e interrumpen la comunicación entre las neuronas. Se cree que esa alteración es el principal culpable detrás del deterioro cognitivo de la enfermedad de Alzheimer, pero también podría estar implicada en la fase preclínica de la afección, posiblemente hasta 10 años antes de que se diagnostique la disminución de la memoria.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.