Las bacterias del Tesla espacial podrían contaminar una posible microbiota de Marte

Tesla Roadster. /Wikipedia

Cuando una nave espacial es lanzada al espacio con el objetivo de aterrizar en otros planetas, la Oficina de Protección Planetaria de la NASA se asegura de que sean estériles y no se convierta en una bomba de contaminación al espacio exterior, ya que, al igual que una especie invasora, los organismos de la Tierra podrían prosperar en otro planeta y acabar con la vida nativa. Pero el Tesla Roadster lanzado al espacio con un cohete de Space X a principios de febrero podría suponer la carga más grande de bacterias terrenales que han entrado en el espacio, según un equipo de investigación de la Universidad de Purdue (EE.UU.) que se preguntaba las posibilidades reales de supervivencia y adaptación de microorganismos terrestres en el planeta rojo.

La Oficina de Protección Planetaria no regula las naves espaciales que planean permanecer en órbita y como el Tesla nunca tuvo la intención de aterrizar, no se limpió antes del despegue. Así que, aunque es poco probable que el coche aterrize en Marte, de hacerlo pondría en riesgo de contaminación a una posible biota autóctona.

El auto está en una órbita que cruza la Tierra y Marte, y probablemente terminará impactando en la Tierra, pero podrían pasar millones de años antes de que eso suceda. Las temperaturas extremas, la baja presión y la radiación cósmica no filtrada hacen del espacio un ambiente inhóspito para los organismos vivos. Pero no siempre los mata: algunas bacterias se vuelven latentes en el vacío del espacio y se despiertan nuevamente cuando las condiciones son las adecuadas.

SpaceX /Youtube

Aún así, pese a la posible catástrofe, según Alina Alexeenko, profesora de aeronáutica y astronáutica en Purdue, "la carga de bacterias en el Tesla podría considerarse una bioamenaza, o una copia de seguridad de la vida en la Tierra". 

El 6 de febrero, SpaceX probó por primera vez el nuevo cohete superpesado Falcon Heavy. El lanzamiento fue notable no solo porque el Falcon Heavy se convirtió en el cohete con mayor carga útil, sino también porque llevó el Tesla Roadster a la órbita heliocéntrica. Los ingenieros colocaron un maniquí llamado Starman en el asiento del conductor. El muñeco estaba vestido con el prototipo del traje, que la compañía planea usar en la nave tripulada Crew Dragon. Astrónomos han calculado que el máximo acercamiento del Tesla Roadster a Marte ocurrirá en octubre de 2020. Como informa Popular Mechanics, el automóvil viajará a una distancia de 7 millones de kilómetros del planeta rojo.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.