Electrodos elásticos biocompatibles rastrean la actividad del cerebro

Linköping University

Investigadores han desarrollado electrodos elásticos biocompatibles que se pueden utilizar para rastrear la actividad neuronal. Los investigadores registraron la actividad de la corteza cerebral de ratones durante tres meses con una red de sensores de estos electrodos, según informa la revista Advanced Materials.

Para estudiar el funcionamiento del cerebro, los científicos examinan la actividad de las neuronas y su dependencia de diferentes estímulos. La actividad cerebral se puede registrar de forma no invasiva, por ejemplo, usando electroencefalografía, pero estos métodos son notablemente inferiores en sensibilidad a los electrodos que se implantan. Aunque vale aclarar que incluso los electrodos implantables tienen inconvenientes, como una biocompatibilidad insuficiente o baja flexibilidad.

Investigadores dirigidos por Klas Tybrandt, de la Universidad de Linköping, de Suecia, desarrollaron una nueva serie de electrodos para controlar la actividad cerebral. Para que sea eléctricamente conductivo, pero al mismo tiempo pueda estirarse sin una fuerte pérdida de propiedades, los científicos decidieron fabricar electrodos a partir de una red de nanocables entrelazados. Constan de dióxido de titanio cubierto con una pequeña capa de oro. Luego, a partir de estos nanohilos se forma una red sensorial de electrodos, que está cubierta por ambos lados con una capa de elastómero de silicona transparente. En los extremos de los electrodos, se retira el polímero y se aplica una capa de platino a los contactos expuestos, protegiéndolos de la destrucción.

Matriz de electrodos y un contacto separado (a la derecha). /Klas Tybrandt et al. / Advanced Materials, 2018

De este modo, los investigadores obtuvieron una cuadrícula uniforme de 32 contactos metálicos abiertos y en contacto con el cerebro, de un tamaño de 50 x 50 micrómetros, desde el cual salen contactos largos, conectados al dispositivo lector. Los científicos probaron el prototipo de malla, implantándolo en el cerebro de un ratón. Después de tres meses de experimento, la calidad de la señal de 28, de los 32 electrodos, no cambió. Tres electrodos comenzaron a mostrar una señal más débil y solo un electrodo dejó de funcionar por completo.

Electrodos conectados al cerebro del ratón. /Klas Tybrandt et al. / Advanced Materials, 2018

Recientemente, un grupo de investigadores japoneses que ha desarrollado una nueva pantalla elástica ultradelgada que se ajusta perfectamente a la piel. Esta pantalla puede mostrar el movimiento de un electrocardiograma, el cual está siendo transmitido por un sensor de electrodos transpirables puestos sobre la piel. Combinado con un módulo de comunicación inalámbrico, este sistema de sensor biomédico integrado, llamado "electrónica de la piel", puede transmitir datos biométricos a la nube.

María Cervantes

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.