La capacidad de ver lo que hueles u oír lo que tocas está en tus genes

Científicos holandeses estudiaron los exomas de tres familias de sinestésicos con el fin de estudiar los factores genéticos de la aparición de cromestesia: sinestesia música-color. Los investigadores lograron identificar seis genes asociados con la aparición de esta característica: su expresión es responsable de la axonogénesis en las primeras etapas del desarrollo humano. El artículo ha sido publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

En diferentes procesos de percepción del mundo circundante, se involucran diferentes sistemas sensoriales, que consisten de órganos sensoriales y partes del cerebro que procesan la información provenientes de ellos. Con la sinestesia -una característica neurobiológica bastante rara- la activación de un sistema sensorial (por ejemplo, el sentido del olfato) es la respuesta de otro. A las personas que tienen esta característica se les llama sinestésicos. Desde un punto de vista neurológico, esta característica se explica por conexiones funcionales más fuertes de diferentes partes del cerebro. Por ejemplo, la sinestesia grafema-color (que asocia las letras a un color) está condicionada por al aumento de la activación de las zonas de la corteza visual que participan en el procesamiento de la información de color en un lado, y de grafemas en el otro.

El mecanismo de aparición de la sinestesia, sin embargo, aún no se ha estudiado hasta el final. Se considera, por ejemplo, que esta cualidad es característica de las personas con trastornos del espectro autista y también puede ser heredada. Para explorar adicionalmente el papel de las características genéticas en la aparición de estas características, los investigadores dirigidos por Simon E. Fisher, del Instituto Max Planck de Psicolingüística, llevaron a cabo un análisis completo de exomas (todos los genes codificantes de proteínas) de tres familias, sinestésicos que presentaron esta característica en tres generaciones.

A) Árbol genealógico de los participantes del estudio. B) Representación esquemática de la presencia de sinestesia (correspondencia del sonido con el color): los sinestésicos a menudo asocian los mismos colores con ciertos sonidos.

Fisher et al. / PNAS 2018

Los científicos descubrieron seis genes candidatos, cuya mutación explica la aparición de la sinestesia: COL4A1, ITGA2MYO10ROBO3SLC9A6 и SLIT2. Las proteínas codificadas por ellos están asociadas con el proceso de axogénesis del cerebro, y se observa su expresión en la corteza visual y auditiva y el lóbulo parietal del cerebro durante su desarrollo temprano: desde las 12 semanas de desarrollo fetal hasta la primera infancia -edad de las primeras manifestaciones de sinestesia.

Según los autores, el aumento de la expresión de los genes implicados en el proceso de axogénesis puede explicar y mejorar la funcionalidad de las comunicaciones que se producen entre las regiones implicadas en el procesamiento de la información sensorial. Los científicos señalan que en el futuro también se debe considerar la presencia de factores genéticos y otras formas de sinestesia, lo que ayudará a identificar la variabilidad y comprender mejor los mecanismos neurobiológicos del fenómeno.

El año pasado, un grupo de investigadores de la Universidad Nacional de Singapur diseñó un sistema que permite transmitir el sabor de una limonada a través de una estimulación eléctrica en la lengua. Los autores presentaron el informe del proyecto en la conferencia TEI 2017 (Tangible, Embedded and Embodied Interactions) en Yokohama, Japón.

 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

 

Novedades

Nuestro reportero del futuro Juan Scaliter, autor de "Exploradores del futuro" y "La Ciencia de los Superhéroes", viaja cinco años hacia adelante y nos envía la primera de sus historias sobre todo lo que presencia desde la perspectiva de una familia común y corriente.

La otra vida de Pi: el transporte del 2025

Al cumplirse casi cinco años de iniciada la pandemia, los autos privados son prohibidos, la inteligencia artificial invade el transporte, y la energía solar amenaza a la energía eléctrica

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.