Estación espacial china caerá a tierra en las próximas semanas

Agencia Espacial China

El 29 de setiembre del 2011 la agencia espacial china puso en órbita baja su primera estación espacial llamada Tiangong 1. Aunque inicialmente sirvió de laboratorio para varias tripulaciones de taikonautas, con el tiempo la estación fue perdiendo altura y se espera que caiga a tierra a mediados de abril.

Tiangong 1, que tiene un peso de 8 toneladas y es un poco más pequeña que un autobús, entrará en la atmósfera de la Tierra en algún momento entre el 29 de marzo y el 9 de abril, de acuerdo con nuevas estimaciones publicadas por la Agencia Espacial Europea (ESA) esta semana. Aunque no sabemos dónde volverá a ingresar exactamente, ni tendremos respuesta para esa pregunta en el corto plazo.

"Dado que podría bajar en cualquier momento en ese período de tiempo, podría caer en cualquier lugar que pase durante ese período", dijo el astrónomo Jonathan McDowell por correo electrónico a Mashable. "No tendremos la menor idea con mayor precisión donde hasta unas horas antes de la reinserción, y tal vez ni siquiera entonces", agregó.

La incertidumbre se debe principalmente a dos factores: la poca data con la que se cuenta (el gobierno chino suele ser muy hermético con su programa espacial) y los vientos solares. “El factor más determinante será el viento solar, que hace más o menos densa la alta atmósfera. Imposible predecir con exactitud su comportamiento en ese plazo“, explica a Naukas, el tuitero Itzalpean, quien es aficionado a satélites y ya ha realizado predicciones exitosas utilizando un software de la NASA llamado GMAT.

No representa mayor riesgo

Aun así, la mayor parte de Tiangong 1 se quemará en la atmósfera de nuestro planeta, sobreviviendo solo entre un 10% al 40% de la masa del satélite de acuerdo a los oficiales chinos. Los típicos objetos que suelen sobrevivir al  reingreso son los diversos tanques de combustibles, junto a otros objetos metálicos contundentes.

Dicho esto, la probabilidad de que la estación vuelva a ingresar en un área poblada es extremadamente pequeña. La mayor parte de la superficie de la Tierra está cubierta de agua o está despoblada, por lo que las posibilidades de que algún pedazo de desecho espacial afecte a una población de alta densidad son bastante bajas.

"Un objeto de tamaño similar volvió a entrar en Perú en enero (el cohete Zenit desde el lanzamiento de Angosat-1) y se encontraron unas cuantas piezas de tanques presurizados en el suelo, pero casi nadie prestó atención", agregó McDowell refiriéndose a los objetos que fueron encontrados en los Andes peruanos, confirmando la hipótesis de N+1.

Además de haber asegurado tener bajo control la estación espacial Tiangong 1, el gigante asiático ha continuado con su programa espacial humano y en setiembre del 2016, puso en órbita su segunda estación espacial Tiangong 2, esta vez tripulada con dos taikonautas.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.