Los mapas de la NASA que muestran los niveles más bajos de hielo invernal en el Ártico

Iceberg en el Ártico. /PxHere

Cada mes de marzo, el hielo marino el Ártico (Polo Norte) alcanza su máxima extensión, después de meses de crecimiento durante el otoño y el invierno. La máxima para el invierno de 2018 aún no se ha determinado, pero en febrero, el promedio de hielo fue el más bajo registrado en ese mes.

Este mapa del Observatorio terrestre de la NASA muestra la concentración promedio de hielo marino del Ártico en febrero de 2018. Las áreas blancas opacas indican la mayor concentración, y las áreas de color azul oscuro son lugares de aguas abiertas. Todas las áreas heladas tienen una concentración de hielo de al menos 15% y cubren un área total que los científicos denominan la extensión de hielo. Según el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo, este área en febrero midió unos 13,95 millones de kilómetros cuadrados, lo que significa 1,35 millones de kilómetros cuadrados por debajo de la media de 1981-2010.



La disminución del hielo y el declive en áreas como los mares de Bering y Chukchi fue influenciado por el llamado evento de calentamiento invernal. Las bajas presiones atmosféricas d Groenlandia y las altas en Europa ayudaron a mover masas de aire y agua cálidos del Atlántico Norte al Océano Ártico. Un escenario similar también se desarrolló en el lado del Pacífico: los sistemas de baja y alta presión se instalaron de tal manera que movían el aire caliente y el agua del Pacífico Norte a través del Estrecho de Bering.

Un segundo mapa muestra las anomalías de la temperatura del aire para febrero de 2018. Los colores rojo y naranja representan las áreas que se han calentado más de la media y las azules, las que se han enfriado por debajo de las temperaturas promedio. Como se puede observar, ha habido momentos en los que el Polo Norte vio subir las temperaturas por encima del punto de congelación, elevándose de 20ºC a 30ºC por encima de lo normal en esa época del año.



El norte de Groenlandia ha sido protagonista de otro evento excepcional este invierno: agua abierta en lugar de cobertura de hielo marino. Sin la cubierta de hielo aquí, el calor se está liberando desde el océano a la atmósfera, lo que hace que el hielo marino sea más vulnerable a un mayor derretimiento.

El Artico, a diferencia de la Antártida o Polo Sur, no es un continente sino un punto helado en el océano: Durante los veranos de los últimos 30 años, la extensión mínima del hielo marino llegó al nivel más bajo y se ha registrado un ritmo sin precedentes de la deriva de los hielos, y, por segundo año consecutivo, 2016 registró temperaturas extraordinariamente altas en comparación al promedio de esta zona. En este artículo te explicamos cómo te afecta a ti que se derritan los polos. 

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.