Esta es la ráfaga de radio más brillante que se haya detectado en la historia

Observatorio Parkes (Australia), usado para encontrar tres nuevas ráfagas rápidas de radio
Roger Ressmeyer / Corbis / VCG / Getty

Las ráfagas rápidas de radio (FRB) están entre los fenómenos astrofísicos más difíciles de detectar en el universo. Son poderosas ráfagas de ondas de radio que parpadean desde el espacio durante unos pocos milisegundos y luego desaparecen sin dejar pista alguna sobre su origen. Ahora, se han logrado encontrar tres de estas, y una de ellas es la más brillante que se haya visto jamás.

Debido a lo fugaces que son, hasta el momento solo se han podido detectar 33 FRB en la historia. Sin embargo, tan solo en el transcurso de los primeros 11 días de marzo, dos grupos de investigación han logrado encontrar tres más. “Parece que fue solo suerte”, dijo Peter William, astronómo del Centro de astrofísica Harvard-Smithsonian.

La primera fue detectada el primer día de marzo por Breakthrough Listen, un programa que busca comunicación extraterrestre. La segunda y tercera FRB fueron encontradas el 9 y 11 de marzo respectivamente. El mérito es de un equipo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Swinburne (Australia). Su objetivo regular consiste en analizar púlsares.

Las tres FRB fueron detectadas usando los radiotelescopios del Observatorio Parkes en Australia. Y se anunciaron en The Astronomer’s Telegram, una web en donde astrónomos de todo el mundo pueden publicar sus observaciones.

El más brillante

“La ráfaga observada el 9 de marzo es la más brillante que alguna vez hayamos visto”, dijo Maura McLaughlin de la Universidad de Virginia del Oeste.

Para que tengas una idea de lo brillante que es, practica este ejercicio mental. Si colocamos en una tabla a todas las FRB del catálogo de forma decreciente, esta ráfaga recién detectada ubicada en el primer puesto tendría un brillo de 411 y la segunda en posición tan solo de 90. Esto significa que es 4.5 veces más brillante que la inmediatamente anterior.

Solo debemos esperar lo suficiente

De todas las FRB detectadas, en solo una se detectó más de un pulso. Algunos creen que sí se repiten pero son muy débiles para detectarlas. Según dijo a NewScientist McLaughlin, "la brillantez  de este fenómeno podría ser una gran ventaja para que observemos otro pulso de esta región del espacio. Solo debemos esperar lo suficiente.

Hasta ahora, la poca repetitividad de las FRB ha sido un obstáculo para su estudio. Por esta razón, poco o nada se sabe de sus orígenes. Sin embargo, la búsqueda no se detiene. El año pasado se detectaron algunas que provenían de otras galaxias. Incluso hace meses 15 nuevas de estas ráfagas también fueron detectadas, agrandando aún más el misterio.

 

 

Adrian Díaz
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.