La Tierra no es suficiente: Trump quiere hacer la guerra en el espacio exterior

Donald Trump. /Flickr

Donald Trump considera que los terrenos bélicos en la Tierra se le han quedado pequeños: "Mi nueva estrategia nacional reconoce que el espacio (exterior) es un dominio de guerra, al igual que la tierra, el aire y el mar", ha dicho este martes el presidente de los Estados Unidos en un discurso pronunciado en un foro militar en San Diego, California. Su idea es crear una rama completamente nueva de las Fuerzas Armadas, específicamente orientada a los esfuerzos bélicos en el espacio. Esta rama que aún se encuentra en la teoría, pero que el presidente afirma que se puede hacer realidad, tendría el mismo nombre que si se hubiera pensado para un guión de ciencia ficción: Fuerza Espacial (Space Force, en inglés). 

Después de que la Casa Blanca rechazara el año pasado una iniciativa en este sentido con el argumento de no crear más burocracia, Trump ha pasado ahora a justificarla. "El espacio es un dominio de guerra, al igual que la tierra, el aire y el mar", dijo Trump ante una audiencia de miembros del servicio en la Estación Aérea del Cuerpo de Marines de Miramar. Según la CNBC, el presidente describió cómo había acuñado originalmente el término como una broma, al tiempo que hablaba del gasto público y de la inversión privada en el espacio. "Dije, 'tal vez necesitamos una nueva fuerza, la llamaremos Fuerza Espacial', y no lo dije en serio. Luego dije: 'qué gran idea', quizás tendremos que hacer eso".

Trump aseguró que estaba entrando una gran cantidad de dinero privado y que “muchos de nuestros astronautas han sido soldados y aviadores, guardacostas e infantes de marina. Y nuestros miembros del servicio serán vitales para garantizar que Estados Unidos continúe liderando el camino hacia las estrellas ". Los periodistas asistentes no podían asegurar si el presidente todavía estaba bromeando cuando terminó sus comentarios sobre el guion sobre la Fuerza Espacial, ya que la Casa Blanca rechazó un turno de preguntas.

Actualmente, la Fuerza Aérea de Estados Unidos tiene su propio Comando Espacial, que se encarga de supervisar los numerosos satélites de GPS, comunicaciones y vigilancia que los militares tienen en órbita. Los militares también operan naves espaciales que pueden dar advertencias tempranas sobre lanzamientos de misiles en tierra.

Trump firmó a finales del año pasado, una directiva sobre política espacial, que prevé el regreso de los astronautas estadounidenses a la Luna y la preparación para las futuras misiones marcianas tripuladas. Para ello, la NASA continuará trabajando con contratistas espaciales, como ha venido ya haciendo con Boeing, SpaceX y Virgin Galactic.

Beatriz de Vera

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.