Los aceites esenciales de lavanda y árbol de té podrían estar haciéndoles crecer pechos a los niños

Wikimedia Commons

Es harto conocido que la medicina sintética a veces puede tener efectos colaterales. En contraposición, muchas personas afirman que no ocurre lo mismo con los “productos naturales”. Sin embargo se olvida que, a diferencia de los medicamentos, los productos naturales no suelen pasar revisiones tan estrictas (si es que alguna vez lo hacen).

Al parecer eso es lo que estaría ocurriendo con dos aceites vegetales comúnmente usados y que se creían inocuos: la lavanda y el árbol del té, ambas sustancias parecen imitar las hormonas femeninas en el cuerpo, causando ocasionalmente que le crezcan senos a los niños.

Los productos químicos de la lavanda se utilizan a menudo en artículos de higiene y belleza por su agradable olor, y porque ayudan a la relajación. Por otro lado, el aceite del árbol de té es un antiséptico suave y un ingrediente común en los champús para niños, ya que, se afirma previenen los piojos, aunque hay poca evidencia que demuestre que funciona.

Sin embargo,  ambos pueden tener efectos secundarios. En 2007, los médicos informaron tres casos de niños prepúberes que habían comenzado a desarrollar senos pequeños, a pesar de tener los niveles hormonales esperados para su sexo y edad.

El crecimiento de pechos en los tres niños comenzó cuando comenzaron a usar productos como jabón o champú que contenían aceites de lavanda o de árbol de té; y se detuvo a los meses de haber detenido el uso. Se ha informado un efecto similar con una colonia de lavanda popular entre las comunidades hispanas en los EE. UU., Sin embargo, las pruebas en ratas han sugerido que el aceite de lavanda no tiene ese efecto.

Estrógeno

Para investigar esto, Kenneth Korach del Instituto Nacional de Ciencias de la Salud Ambiental en Durham, Carolina del Norte y su equipo han estado investigando ocho sustancias químicas presentes en los productos con cualquiera de estos aceites vegetales.

Cuando se aplica a las células de cáncer de mama en el laboratorio, según la prueba utilizada, al menos siete de estos químicos cambiaron la actividad de los genes que normalmente responden al estrógeno. El equipo dará a conocer los resultados en una reunión de la Endocrine Society en Chicago hoy lunes. Muchas de estas sustancias también están presentes en otros aceites vegetales, dice Korach.

"El aceite de lavanda y el aceite de árbol de té plantean posibles problemas de salud ambiental y deberían investigarse más a fondo", dijo por su parte a la BBC, J Tyler Ramsey, investigador principal del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental (NIEHS), en Carolina del Norte

El investigador afirma que las niñas también pueden ser susceptibles a los efectos de alteración de la hormona, pero cualquier crecimiento de las mamas en las niñas podría confundirse con una temprana pubertad.

 

Victor Román
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.