A diferencia de los primeros, los Neandertales tardíos no se habrían apareado los humanos modernos

Field Museum of Natural History / Internet Archive Book Images

Científicos de ocho países analizaron los genomas de cinco neandertales que vivieron en Europa hace 39.000-47.000 años, y descubrieron que la población europea se separó del ancestro común hace unos 150.000 años, según Nature. Poco antes del final de su historia, los neandertales migraron desde Europa occidental al Cáucaso, o viceversa. Es interesante anotar que los investigadores no encontraron rastros de ADN de los Homo sapiens en el genoma de los neandertales.

El análisis de los primeros genomas de neandertales que se pudieron analizar demostraron que los neandertales se cruzaron con los humanos modernos hace unos 50.000-60.000 años. Aparentemente, esto sucedió en el Medio Oriente, poco después de que los Homos Sapiens dejaran África. Como resultado, en el ADN de todas las poblaciones no africanas de humanos modernos hay de 1% a 4% de genes del neandertal.

Luego, los investigadores determinaron la secuencia del genoma del sapiens, que vivió en el territorio de Rumanía 39.000-42.000 años atrás, y descubrieron en él 6%-9% de genes del neandertal. También hallaron que de cuatro a seis generaciones lo separaban del antepasado neandertal más cercano. Se hizo evidente que el cruce de humanos modernos y los neandertales se produjo más de una vez. Sin embargo, lo que sucedíó en ese momento con los propios neandertales, que vivieron en Europa y Asia, era prácticamente desconocido.

Los investigadores dirigidos por Svante Pääbo y Janet Kelso, del Instituto de Antropología Evolutiva Max Planck, decidieron llenar este vacío y trazar la historia genética de los llamados neandertales tardíos, que vivieron durante varios miles de años antes de la extinción de la especie. Los científicos analizaron los genomas de cinco neandertales, que vivieron en Europa hace 39.000-47.000 años. Sus restos se encontraron en Bélgica, Francia, Croacia y Rusia (en el Cáucaso). Las secuencias genéticas obtenidas se compararon con los genomas ya conocidos de neandertales y de humanos modernos de diferentes poblaciones, y también con el genoma de la niña de Denisov y construyeron árboles filogenéticos para el ADN mitocondrial (transmitida a través de la línea materna), y nuclear y otro para la secuencia de ADN del cromosoma Y (transmitida a través de la línea paterna).


Lugares donde se encontraron los restos de los neandertales y su edad. En círculos rojos están marcados los analizados en el artículo, en negro los conocidos anteriormente.
Mateja Hajdinjak et al. / Nature, 2018

Resultó que los neandertales europeos se separaron del antepasado común que vivió en Altái, Rusia, hace unos 150.000 años. Además, los científicos descubrieron que los humanos se cruzaron en el Medio Oriente con los neandertales. Resultó que la similitud genética entre los neandertales se puede predecir por el lugar donde vivieron. Al igual que los humanos modernos, los neandertales que estaban estrechamente relacionados habitaban en las regiones vecinas.

Por otro lado, al final de su historia los neandertales de Europa occidental migraron al Cáucaso o viceversa. Curiosamente, a pesar de que cuatro de los neandertales estudiados vivíeron en la época en que aparecieron los sapiens en Europa, los investigadores no encontraron rastros de su ADN en el genoma de los neandertales. Tal vez esto indicaba que el flujo de genes (la transferencia de variantes genéticas de una población a otra) afectaba más al genoma de los humanos modernos (por ejemplo, algunos descendientes de neandertales y humanos eran estériles).

La semana pasada, se publicó un estudio de los genomas de los habitantes de Eurasia y Oceanía, según el cual los antiguos habitantes de Asia oriental se cruzaron dos veces con denisovanos.

 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.