El ambiente acuático hizo que los mamíferos se hicieran grandes... pero no demasiado

 "Histoire naturelle de Lacépède" Jouvet et cie / biodiversitylibrary.org

El tamaño gigante de las ballenas y otros mamíferos marinos generalmente se explica por la influencia del ambiente acuático, pero ahora los científicos han descubierto que el tamaño de los mamíferos en el agua es aún más limitado que en la tierra. Los investigadores hallaron que el tamaño mínimo de un mamífero acuático está limitado por la necesidad de conservar el calor, y el máximo por la dificultad en obtener cantidades suficientes de alimentos para sobrevivir, señala un artículo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. La simulación ha demostrado que el peso óptimo de un mamífero acuático es de aproximadamente 500 kilogramos.

La mayoría de mamíferos viven en tierra, pero una parte significativa de ellos pasan toda su vida o gran parte de ella en el agua. La categoría de mamíferos marinos incluye a representantes de diferentes grupos: Sirenia, Cetacea, Carnivora, el grupo de pinnípedos (focas, morsa) y los Mustelidae. Las focas y las morsas están estrechamente relacionadas con otras Caniformia (osos y lobos); las nutrias europeas y las nutrias marinas están cerca de otros mustélidos; y las ballenas y los delfines están relacionados con el hipopótamo y otros artiodáctilos.

Field book of giant fishes New York,G. P. Putnam / biodiversitylibrary.org

El punto óptimo de media tonelada

Jonathan Payne y sus colegas de la Universidad de Stanford decidieron averiguar exactamente cómo cambió la masa de los mamíferos cuando se trasladaron a vivir al agua, y qué factores influyeron en este proceso. Los investigadores recolectaron datos sobre el peso corporal de casi 7.000 especies de mamíferos modernos y extintos. Luego, usando modelos matemáticos, analizaron cómo la masa cambió en cuatro transiciones evolutivas independientes de mamíferos terrestres al medio ambiente acuático. Los resultados mostraron que, al caer en el ambiente acuático, los representantes de tres de los cuatro grupos (sirenios, cetáceos y focas) alcanzaron rápidamente una masa de aproximadamente 500 kilogramos.

Por un lado, esta gran masa ayuda a los mamíferos a mantener el calor en agua fría de manera más eficiente. Por otro, en el agua es más difícil extraer una gran cantidad de alimentos mediante la caza activa. Esto complica la existencia de animales demasiado grandes, por lo que el entorno acuático casi no deja a los mamíferos posibilidades de ser demasiado pequeños o demasiado grandes.

La excepción fue el cuarto grupo: la familia de mustélidos (Mustelidae). Sus representantes, nutrias de mar y nutrias europeas, cambiaron su hábitat hace poco y por ahora mantienen una pequeña masa. Tal vez esto se deba a que llevan un estilo de vida semiacuático y ocuparon con éxito un nicho libre. Los cetáceos barbados (suborden Mysticeti) son la excepción en los mamíferos de gran tamaño. Estos animales son filtradores y gastan mucha menos energía en la producción de alimentos que los cazadores activos. Por lo tanto, las ballenas barbadas pueden ganar significativamente más peso que sus parientes, los odontocetos.

El año pasado, científicos descubrieron que dos fósiles de mamíferos de 160 millones de años hallados en China corresponderían a los precursores de los mamíferos del período Jurásico y mostrarían cómo estos animales evolucionaron para planear en el aire y vivir en los árboles.

Se trata de los más antiguos mamíferos planeadores —el Maiopatagium furculiferum y Vilevolodon diplomylos, cuya apariencia se acerca a la de un perezoso actual—, con largos miembros, largos dedos de manos y pies y entre ellos membranas parecidas a alas para surcar los aires entre árbol y árbol.

 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.