Si EEUU adoptase una dieta vegetariana, podría alimentar al doble de su población

"Cesto con frutas" de Caravaggio.  (1601 — 1605)

Public Domain

Científicos compararon las características de la producción de los principales productos de origen animal en el sistema de alimentos de los estadounidenses con vegetales similares en valor nutricional y llegaron a la conclusión de que la transición a la alimentación vegetariana puede reducir significativamente los recursos de la tierra necesarios para la producción de alimentos. En un artículo publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, también se observa que con esta transición se podría producir suficientes alimentos para  350 millones de personas.

Los autores del nuevo trabajo bajo la dirección de Ron Milo, del Instituto Weizmann de Ciencias, Israel, compararon los volúmenes de tierra necesaria para producir cada producto de origen animal de la dieta diaria de los estadounidenses (huevos, aves de corral, carne de cerdo, carne de vaca y productos lácteos) y sus análogos de origen vegetal. Además de los indicadores básicos (recursos de la tierra para la producción de un gramo, un gramo de proteína y calorías) los científicos también compararon el contenido de micro y macroelementos de los productos, por ejemplo, fibra, carbohidratos, β-caroteno, sodio, vitamina A, B y C .

Los científicos han encontrado que la producción de productos alimenticios de origen animal y vegetal, equivalentes en valor alimenticio, difiere significativamente en la cantidad de recursos de tierra consumida. Para obtener cuatro gramos de proteína de carne de res, se tiene que gastar la cantidad de tierra que se necesita para obtener 100 gramos de proteína vegetal. Pero, los productos de origen vegetal superan a sus análogos animales en la cantidad de la mayoría de los nutrientes contenidos en ellos. Las excepciones son el colesterol y la vitamina B12.

 

La diferencia en el contenido de nutrientes en productos de origen animal y sus análogos vegetales

Milo et al. / PNAS 2018

El completo rechazo de los estadounidenses a alimentos de origen animal durante cinco años (vale la pena señalar que no incluye pescados y mariscos, sino solo productos agrícolas) y el uso necesario de recursos para la producción de alimentos de origen vegetal permitirán alimentar a aproximadamente 350 millones de personas ( es decir, otro país con la misma cantidad de ciudadanos que Estados Unidos). Asimismo, la reducción máxima en el volumen de desperdicio de alimentos, según la producción actual y los hábitos alimenticios de los estadounidenses, permitirá alimentar solo a 20 millones de personas adicionales.

Sin embargo, vale la pena señalar que el único parámetro de producción que los científicos consideraron fue la cantidad de tierra necesaria para la producción. Anteriormente, los científicos habían demostrado que cambiar a una dieta vegetariana puede dañar el medio ambiente al consumir una gran cantidad de combustible para capturar peces y usar una gran cantidad de agua dulce para regar el área de cultivo.

Otra forma de reducir el daño de producción a los recursos naturales es reducir la cantidad de emisiones de dióxido de carbono. El año pasado, los científicos descubrieron que al eliminar la carne de la dieta de las mascotas, se puede reducir en un 25% la huella de carbono del ganado.

 

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.