Los niños con autismo y TDAH tienen el doble de riesgo de sufrir trastornos de ansiedad

Los desórdenes del estado de ánimo fueron más prevalentes en los niños mayores. /Flickr

Los niños con trastorno del espectro autista (TEA) que también padecen trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) tienen el doble de riesgo de ser diagnosticados o tratados por ansiedad y trastornos del estado de ánimo, según un estudio publicado Pediatrics. El estudio, completado por la Red Interactiva de Autismo (IAN), es uno de los más grandes que compara los dos trastornos. 

Para los hallazgos del estudio, los investigadores del Instituto Kennedy Krieger (EE.UU.) usaron los datos de niños de 3.319 niños de 6 a 17 años con TEA que se inscribieron en la Red de Autismo Interactivo, entre 2006 y 2013, de los cuales, 1.503 (el 45.3%) tenían TDAH. Los resultados mostraron que el riesgo de trastorno de ansiedad de los niños con TEA y TDAH era 2,2 veces mayor que el de los niños que solo padecían TEA, y 2,7 veces mayor en otros desórdenes del estado de ánimo. Estas afecciones psiquiátricas eran más prevalentes en los niños mayores.

Según estadísticas recientes, el TEA afecta a 1 de cada 68 niños y el TDAH afecta a 1 de cada 10 en los Estados Unidos. La literatura médica muestra que estos trastornos tienen características que se superponen y pueden ocurrir juntos, teniendo implicaciones negativas en el desarrollo, cognitivas, conductuales y funcionales. "La conclusión de los hallazgos del estudio, que ambos padres de niños con TEA y doctores deben tener en cuenta, es que el manejo de estos trastornos psiquiátricos es un doble esfuerzo: que trabajando en estrecha colaboración para controlar a un niño con ansiedad y síntomas del estado de ánimo , podemos asegurar un diagnóstico y tratamiento temprano, que es clave para preservar la calidad de vida de un niño ", explica Paul H. Lipkin, director de Informática Médica y la Red de Autismo Interactivo en el Instituto Kennedy Krieger.

Entender cómo es que estas modificaciones genéticas afectan la función cerebral podría aclarar la manera en que sucesos tempranos en el desarrollo del cerebro fetal conducen al autismo. Según un estudio publicado en enero de 2017 Biological Psychiatry, una serie de mutaciones genéticas en una proteína neuronal pueden producir una serie de desórdenes que van de la epilepsia infantil a trastornos del espectro autista (TEA), en función a si la mutación aumenta o debilita la función de la proteína. Según los autores. el trabajo también identifica al gen responsable de estos cambios (SCN2A) como el único gen humano con la más fuerte evidencia de un papel causal en la aparición de TEA.

Beatriz de Vera
Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.