El centro de la Vía Láctea comenzó a formarse hace 11 mil millones de años

La Vía Láctea y su protuberancia en la imaginación del artista. /ESO/NASA/JPL-Caltech/M. Kornmesser/R. Hurt

Astrónomos compilaron el primer mapa a gran escala de la edad de la Vía Láctea. El mapa mostró que el proceso de formación activa de estrellas en el punto central duró unos 4 mil millones de años, lo que resultó en la formación de una estructura compleja en el centro de nuestra galaxia, dijeron científicos en la Semana Europea de Astronomía y Ciencia Espacial el 3 de abril.

La Vía Láctea pertenece al tipo de galaxias espirales con una protuberancia, cuyo diámetro es de aproximadamente 100 mil años luz. Esta es una estructura a gran escala: contiene alrededor de un cuarto de toda la masa estelar de nuestra galaxia. En 2016, los científicos descubrieron que en la protuberancia hay una separación de estrellas, que forman una estructura en forma de X, que consiste principalmente de gigantes rojos. Además, en su centro también hay una región esférica de estrellas de metales pequeños. Se cree que las estrellas viejas contienen menos metales (elementos más pesados ​​que el hidrógeno y el helio) que las jóvenes, pero los análisis de la edad de los cuerpos celestes en la protuberancia central ahora arrojan resultados contradictorios.

Para resolver este problema y construir un mapa de la edad de la Vía Láctea, un equipo internacional de astrónomos, incluido el Observatorio Europeo Austral (ESO), analizó el color, el brillo y el espectro de cuerpos celestes. Los científicos han utilizado datos simulados y observados para millones de estrellas a partir de VISTA Variables in the Via Lactea, que abarca el extremo sur de nuestra galaxia y su punto central. Los científicos compararon esta información con el índice de metalicidad de 6.000 objetos del punto central, que se obtuvieron mediante el espectrógrafo GIRAFFE/FLAMES en el telescopio VLT.

 

Mapa infrarrojo obtenida en base a VISTA Variables in the Via Lactea. Los cuadrados resaltan las áreas estudiadas. /ESO/M. Rejkuba/F. Surot Madrid/E. Valenti

El análisis del brillo y el color de las estrellas permitió a los científicos identificar objetos que gastaron las reservas de hidrógeno y pasaron a la etapa final de la evolución. Resultó que la edad de las estrellas en el corazón de la Vía Láctea no es uniforme: algunos de los cuerpos celestes comenzaron a formarse hace unos 11 mil millones de años, y este proceso duró 4 mil millones de años. La edad de los objetos más jóvenes es de 7 mil millones de años, que es mucho más que los valores indicados en trabajos anteriores. Anteriormente, los investigadores suponían que las estrellas más metálicas son las más jóvenes, pero los autores del trabajo afirman que el abultamiento central ya se había formado hace unos 7 mil millones de años, y después de eso no hubo una gran afluencia de gas o una explosión de formación de estrellas.

La formación de la estructura en forma de X de la estrella se convirtió en uno de los objetivos de la misión Apogee en el análisis espectral de las estrellas de nuestra galaxia, así como la reseña GALAH. Este análisis ayudará a comprender qué áreas de la Vía Láctea se formaron anteriormente, cómo se intercambió la materia al inicio de su existencia y si es posible encontrar rastros de los antiguos grupos que formaron nuestra Galaxia.

María Cervantes

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, tecnología que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “

Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.