Estas enzimas ayudaron a las bacterias marinas a hacer frente al petróleo y al diésel

Kris Krug / flickr.com

Microbiólogos canadienses han demostrado cómo la bacteria Alcanivorax borkumensis, que vive en el agua de mar, utiliza hidrocarburos que se encuentran en el petróleo. Las enzimas que sintetiza A. borkumensis, en una semana degradan hasta el 80% de petróleo y el 74% del hexadecano, el principal componente del combustible diesel. En el futuro, se podrán utilizar las enzimas de Alacanivorax borkumensis para limpiar eficazmente la contaminación por petróleo, según un artículo publicado en el Biochemical Engineering Journal.

En los últimos años, los microbiólogos han encontrado varias docenas de microorganismos capaces de purificar el agua y el suelo de la contaminación por petróleo y productos derivados (1, 2). Algunos de ellos ya se utilizan para el tratamiento biológico, pero la mayoría han sido poco estudiados. Entre estos microorganismos se encuentra la bacteria no patógena Alcanivorax borkumensis, que vive en el agua de mar y puede asimilar varios hidrocarburos. En el agua no hay muchas de ellas, pero cuando en la superficie se forma una mancha de petróleo, el microorganismo se multiplica y sintetiza el agente surfactante que, o forma una emulsión con el petróleo aumentando el área de superficie, o aumenta la solubilidad del hidrocarburo en la fase acuosa .

Los microbiólogos analizaron el  genoma de Alcanivorax borkumensis y descubrieron que la bacteria produce una docena de enzimas que son capaces de escindir una gama de hidrocarburos. Los microbiólogos del Instituto Nacional de Investigación de la Universidad de Quebec, Canadá, dirigido por el profesor Satinder Kaur Brar decidieron investigar tres de ellos: alcano hidroxilasa, lipasa y esterasa. Estas enzimas son capaces de descomponer hidrocarburos, incluidos hidrocarburos aromáticos y ramificados y éteres. Los científicos propusieron determinar su efectividad en la utilización de sustancias modelo: petróleo, hexadecano (el componente principal del combustible diésel) y una mezcla de hidrocarburos aromáticos contenidos en el petróleo crudo.

Los investigadores realizaron experimentos con extractos de enzimas aisladas de Alcanivorax borkumensis. Resultó que las enzimas en la mezcla en concentraciones óptimas dividían en una semana el 74 por ciento del hexadecano y el 80 por ciento del aceite de motor contenido en agua y "comían" el 88 por ciento del petróleo del suelo. En tres días, la mezcla de enzimas hizo frente al 65 por ciento de la mezcla de hidrocarburos aromáticos.

En una investigación posterior, los científicos canadienses esperan descubrir el mecanismo de división de hidrocarburos y probar la efectividad de Alcanivorax borkumensis en el campo.

Las bacterias no solo pueden absorber los componentes del petróleo, sino que también pueden digerir varios tipos de plástico, que es uno de los principales contaminantes del medio ambiente.

María Cervantes

Esta noticia ha sido publicada originalmente en N+1, ciencia que suma


Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, tecnología que suma”.

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.