La sonda TGO alcanza su órbita definitiva en Marte y empezará a buscar signos de vida pasada

Trace Gas Orbiter en la órbita de Marte, según un artista
ESA

Después de un año de "aerofrenado" la sonda Trace Gas Orbiter (TGO) entró en la órbita de Marte, programada por los científicos, según informa el sitio web de la Agencia Espacial Europea. En pocas semanas, el dispositivo comenzará a explorar la atmósfera del planeta en el marco de la misión ExoMars.

La tarea principal del programa ExoMars es averiguar si alguna vez hubo vida en el Planeta Rojo. Para ello, los científicos planean buscar rastros de metano en la atmósfera de Marte, que es producida activamente por bacterias terrestres. Si éste es detectado en la presencia de propano o etano, será una fuerte evidencia de la existencia de una biosfera en Marte. Si, junto con el metano, se encuentran compuestos de azufre, quedará claro que estos son productos de la actividad geológica.

El 14 de marzo de 2016 se realizó el lanzamiento de la estación ExoMars 2016 desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán. Esta misión incluyó dos naves espaciales: la nodriza ExoMars Trace Gas Orbiter (TGO) y un módulo de aterrizaje llamado Schiaparelli EDM. La misión llegó a la órbita de Marte en octubre de 2016 y las naves se separaron tal como estaba previsto. Sin embargo, Schiaparelli EDM terminó por estrellarse durante el aterrizaje. Sin embargo, TGO llegó a las proximidades del planeta y entró con éxito en una órbita elíptica de 4.2 días. A lo largo de un año, la sonda redujo el período orbital. En marzo, TGO completó el "aerofrenado", se movió a una órbita más cercana al planeta y probó instrumentos científicos. Ahora el dispositivo llegó finalmente a la órbita definitiva, a una altura de aproximadamente 400 kilómetros y un período de 2 horas.

El comienzo de las observaciones está programado para el 21 de abril. Esta tarea será realizada por los complejos espectrométricos ACS y NOMAD. También en abril, se realizará una prueba de transmisión de datos de Marte hacia y desde la Tierra para probar la capacidad de TGO de operar en otra nave espacial.

Recientemente, TGO ayudó a los científicos a determinar que los astronautas solo podrán hacer un vuelo a Marte sin contraer un riesgo significativo para la salud. El principal peligro es el alto nivel de radiación asociado con los rayos cósmicos galácticos.

María Cervantes
Esta noticia ha sido publicada originalmente en 
N+1, ciencia que suma

Sobre N+1: Es la primera revista online de divulgación científica y tecnológica que permite la reproducción total o parcial de sus contenidos por medios de comunicación, bloggers e influencers, realizando la mención del texto y el enlace a la web: “Esta noticia ha sido publicada originalmente en la revista N+1, ciencia que sumawww.nmas1.org”.​​​​​​ 

Suscríbete

Déjanos tu mail para recibir nuestro boletín de noticias

La confirmación ha sido enviada a tu correo.